Azteca21 Magazine

El mural de Juan O´Gorman, "Retablo de la Independencia", se puede admirar en la página electrónica del Museo Nacional de Historia

E-mail Imprimir PDF

Una versión digital del mural Retablo de la Independencia, del pintor mexicano Juan O’Gorman, plasmado entre 1960 y 1961 en el Castillo de Chapultepec, fue puesto en Internet por el Museo Nacional de Historia (MNH), como parte de un proyecto tendiente a la difusión a través de la Web de las obras artísticas e históricas que resguarda este recinto.

Se trata de un interactivo disponible en la página electrónica www.mnh.inah.gob.mx/MuralO/Ogorman.html, que ofrece al internauta información sobre los aspectos principales de este relato plástico, en el que figuran diversos personajes del periodo colonial y los protagonistas del movimiento de Independencia.

Dicha herramienta tecnológica, creada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), está conformada por imágenes que ofrecen una lectura detallada del mural realizado por Juan O’Gorman, para reconstruir el periodo de la Guerra de Independencia, a través de las figuras que lideraron la lucha insurgente y de los grupos étnicos que habitaban en la Nueva España, que también participaron en el movimiento.

En esta obra se pueden identificar más de 80 personajes destacados de la Independencia, entre ellos Miguel Hidalgo y Costilla, José María Morelos, Ignacio Allende, Juan e Ignacio Aldama, Josefa Ortiz de Domínguez, Vicente Guerrero y Servando Teresa de Mier; también están representados los españoles, el alto clero, los intelectuales y, en un primer plano, diez grupos étnicos con su indumentaria característica.

El interactivo ofrece al lector una introducción sobre los antecedentes de este mural, pintado al fresco a solicitud del entonces director del Museo Nacional de Historia, Antonio Arriaga. O’Gorman concibió esta obra en secuencia temporal y agrupó de manera cronológica a los personajes del periodo colonial y de la lucha insurgente.

Dividido en cuatro partes, el mural —de 4.40 m de alto por 15.69 de ancho— recrea el periodo que va de finales del siglo XVIII a 1814. A la izquierda, el artista representó a la elite de la Nueva España, en la que se mezclan personajes imaginarios con virreyes y obispos de finales del siglo XVIII y principios del XIX. También se observan grupos indígenas en condiciones de explotación.

El segundo apartado presenta 14 retratos de los criollos que fueron los precursores ideológicos y políticos del movimiento, entre los que destacan intelectuales jesuitas, escritores, filósofos, sacerdotes, ingenieros y hombres de ciencia, como el bibliófilo Eguiara y Eguren, y el político Francisco Primo de Verdad y Ramos, fusilado en 1808 por sus ideales autonomistas.

En el tercer y cuarto conjuntos, al centro y derecha de la composición, lo forman los  protagonistas de la lucha insurgente, mezclados con algunas castas; figuras como Hidalgo o Morelos aparecen retratados dos veces, porque una de las imágenes corresponde a  la iconografía oficial —surgida desde mediados del siglo XIX—, mientras que la otra representa a estos personajes como civiles.

En el centro de Retablo de la Independencia, Juan O’Gorman pintó a distintos personajes del pueblo víctimas de explotación, hambre y muerte; en un segmento plasmó a un indígena crucificado y levantado por el insurgente Ignacio López Rayón.

Al fondo, aparecen diversos paisajes con ciudades imaginarias y edificios reales, como la Alhóndiga de Granaditas, el Colegio de Minería o el Acueducto de Los Remedios, que dibujan la línea del horizonte que pasa de la noche colonial al amanecer independiente. La cuarta y última parte del mural se observa el Congreso de Apatzingán y la toma de Acapulco.

El interactivo identifica, con los títulos Nueva España, Ilustración, Insurgentes, Congreso, Estandartes y banderas, Etnias, Edificaciones y regiones, cada uno de los segmentos en que se divide el mural, lo que permite al público ubicar con facilidad a los personajes representados por el pintor y arquitecto mexicano O’Gorman.

Para obtener información de cada uno de ellos, se pide a los lectores que den un clic en los rostros, las banderas o los paisajes, y en seguida obtienen referencias del personaje, objeto o paisaje elegido.

Así, por ejemplo, al colocar el cursor en la Bandera virreinal, se ofrecen datos sobre su antigüedad, los materiales con que fue confeccionada y su iconografía; lo mismo ocurre con los otros elementos, como el paisaje del Pueblo de Dolores, en donde se explica que ahí tuvo comienzo la lucha por la Independencia; o la imagen del Ejército popular, que se conformó por un contingente de casi 100 mil hombres.

Además, se ofrece información de los grupos étnicos (otomí o nahua, mixteco, rarámuri, tepehuano, zapoteco, etcétera), quienes se sumaron al movimiento independentista; de los personajes emblemáticos, como Alejandro de Humboldt, científico alemán, quien llegó a la Nueva España en marzo de 1803.

Otros actores pintados son José Joaquín Fernández de Lizardi, autor de El periquillo sarniento; Gertrudis Bocanegra, quien colaboró durante tres años en la lucha y fue fusilada en noviembre de 1818; Mariana Rodríguez del Toro, simpatizante de la causa independentista, quien permaneció encerrada diez años en un calabozo hasta recobrar su libertad en 1820.

Con esta guía interactiva, el Museo Nacional de Historia (MNH) “Castillo de Chapultepec” impulsa un programa de difusión, vía Internet, de las obras murales que realizaron notables artistas mexicanos del siglo XX en este recinto, entre los que se encuentran La fusión de dos culturas, de Jorge González Camarena; La Revolución contra la dictadura porfiriana, de David Alfaro Siqueiros, y Alegoría de la Revolución Mexicana, de Eduardo Solares Gutiérrez.

“El muralismo surgió para documentar la historia del pueblo mexicano a través de escenas costumbristas y de la vida cotidiana, de retratos de sus pobladores y héroes, y de  imágenes de acontecimientos históricos y luchas político-sociales. “Este movimiento artístico fue muy importante en México porque configuró al Estado-nación, y alfabetizó visualmente a la gente que en su mayoría no sabía leer”, señaló Salvador Rueda, director del Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”.

Cabe señalar que el mural Retablo de la Independencia constituye el eje de la exposición El amanecer de una nación: de Nueva España a México, 1765-1836, que actualmente se exhibe en el Castillo de Chapultepec y permanecerá durante todo este año.

Fuente:  (INAH)

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Facebook Twitter Digg Delicious Google Bookmarks RSS Feed 

En Linea

Tenemos 106 invitados y 1 miembro conectado(s)