En este trabajo de titulación que le valió Mención Honorífica, el joven egresado de raíces indígenas, muestra una serie de ejemplos en los que se pueden encontrar todos los pasos para desarrollar geometría analítica.

Ciudad de México.- 9 de Diciembre de 2012.-  Con su tesis "Lugares geométricos", el licenciado en Matemáticas, Gilberto Santos Hernández, originario de la Sierra Norte de Puebla, pretende promover el gusto y el interés por esta ciencia, principalmente entre los estudiantes de nivel medio superior.

En este trabajo de titulación que le valió Mención Honorífica, el joven egresado de raíces indígenas, muestra una serie de ejemplos en los que se pueden encontrar todos los pasos para desarrollar geometría analítica.

Los resultados de estos ejercicios pueden son verificados a través del software GeoLab, que permite hacer animaciones y ver cómo se modifican y ejecutan los llamados "lugares geométricos".

De acuerdo con información difundida por el Sistema de Becas del Programa Universitario México Nación Multicultural (PUMC), del que fue beneficiario Santos Hernández, este software fue desarrollado por el Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es una valiosa herramienta en el aprendizaje de las matemáticas.

No obstante esta clase de iniciativas, para Gilberto el apoyo y los campos de trabajo para esta área son limitados, incluso en la enseñanza existe poca motivación para los estudiantes.

"Muchas veces ni los maestros entienden lo que enseñan y no te motivan a desarrollar el gusto por las matemáticas, además que sería bueno que hubiera más lugares donde trabajar", consideró.

El joven egresado emigró a los 18 años de edad para buscar las oportunidades de estudio que en su comunidad no existen y con su habilidad para aprender rápidamente y sus ganas de superación comenzó a destacar por su alto promedio en la UNAM.

Aunque fue complejo abandonar su comunidad, el joven matemático no pretende regresar, pues sabe que son escasas las oportunidades de trabajo, razón por la cual ahora busca ingresar la Maestría en Ciencias Matemáticas y posteriormente cursar un posgrado, pues "me gustaría trabajar en la UNAM como investigador".

Como beneficiario del PUMC, que apoya económicamente y con asesorías a 550 provenientes de diversas comunidades indígenas del país, Santos Hernández pudo concluir su educación y adaptarse a la sociedad capitalina.

"La encargada del grupo en el que estaba asignado, me cuidaba no solo en el aspecto económico sino en el psicológico, cuando tuve problemas de adaptación y también familiares, ahí fue donde el programa estuvo presente", concluyó.


Fuente: (Notimex)