Disponible en www.inah.gob.mx/bancochinchorro, esta nueva opción de visita también permite disfrutar de la riqueza natural de esta barrera de arrecife de coral

Ciudad de México.- 5 de Diciembre de 2012.- Un recorrido por las profundidades del Mar Caribe, donde yacen restos de buques mercantes, calderas de barcos de vapor, timones, anclas y cañones, que dan cuenta de 450 años de las rutas marítimas, ofrece el más reciente paseo virtual subacuático Banco Chinchorro. Patrimonio Cultural Sumergido, disponible a partir de hoy en Internet.

Esta opción multimedia, desarrollada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), para la difusión de dichos bienes culturales, conjuga además la riqueza natural de este sitio de 43 km de largo y 28 de ancho, que forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano, la segunda barrera de coral más grande del mundo —después de la Gran Barrera Australiana—.

Se trata del segundo recorrido subacuático que diseña el INAH para la Web; el anterior se puso en línea en agosto del 2011, relativo a la Laguna de Mandinga en la Isla Cozumel, en Quintana Roo; fue el primero en su tipo en América Latina, y se hizo acreedor al premio Information Week México, que reconoció a "Las 40 iniciativas más innovadoras del Sector Público en México".

De 2009 a 2012, el Instituto ha conformado un catálogo inédito de 124 paseos virtuales con imágenes 360°, información con validez académica, cédulas sonorizadas, fotografías interactivas y videos, cuyo principal objetivo ha sido ampliar la difusión del patrimonio cultural mexicano; estos recorridos han registrado a la fecha más de 667 mil 500 visitas en línea.

Banco Chinchorro. Patrimonio Cultural Sumergido, disponible en la dirección electrónica www.inah.gob.mx/bancochinchorro, es producto del trabajo de la Dirección de Medios de Comunicación del INAH, labor que contó con el respaldo académico de investigadores de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS), de su titular Pilar Luna, y de los arqueólogos Laura Carrillo y Fabián Bojórquez.

En 2006, la SAS y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas sumaron esfuerzos para realizar el inventario y diagnóstico del Patrimonio Arqueológico e Histórico Sumergido en la Reserva de la Biosfera de Banco Chinchorro, labor en la que se registraron 68 sitios arqueológicos, pecios y artefactos de navíos que datan de los siglos XVI al XXI.

Entre los antiguos vestigios sumergidos que se pueden admirar, destacan los que componen el sitio 40 Cañones, que consta de un montículo de piedras de río y 36 cañones de hierro fundido de diferentes calibres, posiblemente se trata de una fragata o navío de línea español o inglés, que naufragó en el siglo XVIII —periodo en el que españoles e ingleses navegaban por la costa oriental de Yucatán en una lucha por mantener sus derechos comerciales—.

Otro caso es el “Ginger Scout” o “Ginger Soul”, imponente buque de carga que, entre los siglos XIX y XX, transportaba maquinaria pesada y materiales metalúrgicos, su extensión es de más 3 mil 500 m2, donde toneladas de hierro, laminas, tubos, grúas, engranes y un par de calderas conviven conformando un escenario industrial sin igual.

Asimismo, se observa un gran barco de vapor que encalló en el siglo XIX; la caldera, parte esencial de la maquinaria, sigue con la misma posición como debió llevarse a bordo, solo que ahora está cubierta de enormes colonias de corales cerebro.

La gran variedad de fauna y flora de Banco Chinchorro también forman parte de este recorrido virtual subacuático, donde pastos marinos, arenales, manglares y cardúmenes de peces, conviven entre las aguas de color turquesa.

En este sentido, el cibernauta también puede apreciar diversos escenarios naturales, entre ellos los cuatro pequeños islotes que componen el área: Cayo Norte (2), Cayo Centro y Cayo Lobos. El primero está integrado por dos cayos, uno al lado de otro y separados por un angosto canal; en esta parte se encuentra una fuente de agua dulce, la única de Banco Chinchorro.

La parte central se compone de lagunas conectadas, arenales, manglares y playas; se trata del islote más grande donde se ubican los campamentos y viviendas de los pescadores. Finalmente, Cayo Lobos es la isla más pequeña integrada por esqueletos de coral y arena blanca donde se localiza el faro.

Cabe mencionar que debido a esta riqueza natural, Banco Chinchorro fue declarado Reserva de la Biosfera en 1996, y en 2003 fue reconocido por la RAMSAR (Convención sobre los humedales) por la protección de los hábitats marinos y aves migratorias.

Banco Chinchorro. Patrimonio Cultural Sumergido, con opción de giroscopio de 360°, se compone de 10 vistas de superficie y 15 subacuáticas, 27 fotos fijas dispuestas en una galería, un documental, 27 cédulas sonorizadas y una infografía descargable.

El recorrido virtual está disponible desde cualquier ordenador con Internet, además de teléfonos inteligentes y tabletas electrónicas, mediante la dirección electrónica: www.inah.gob.mx/bancochinchorro o el código QR.

Catálogo de paseos virtuales
Los 124 paseos virtuales que conforman el catálogo del INAH, disponibles en http://www.inah.gob.mx/paseosvirtuales, están divididos en 49 museos, 28 zonas arqueológicas, 21 exposiciones, 23 salas de exhibición del Museo Nacional de Antropología, dos contextos arqueológicos sumergidos y la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

Entre los recintos museísticos que se pueden ver, destacan el Museo Regional de Querétaro, Museo de las Culturas de Oaxaca y el recién inaugurado Museo Maya de Cancún. Además de sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, como las zonas arqueológicas de Chichén Itzá (Yucatán), Teotihuacan (Estado de México), Paquimé (Chihuahua) y Monte Albán (Oaxaca), entre otros.

También sobresalen recorridos virtuales por exposiciones internacionales que el INAH ha presentado en México, como Cuerpo y belleza en la Grecia antigua,  Piedras del Cielo. Civilizaciones del Jade, y Samurai. Tesoros de Japón, muestras que han sido exhibidas en el Museo Nacional de Antropología.
Fuente: (INAH)