Cientos de visitantes han desfilado de cerca para poder ver los tradicionales elementos que lo integran, como son las calaveritas, el pan de temporada y las flores de cempasúchil, entre otros.

Pachuca, Hidalgo.- 30 de Octubre de 2017.- La ofrenda ubicada en el corazón de Pachuca logró alcanzar el Récord Guinness como el Altar de Muertos más grande del mundo, a la vez que fue inaugurado el pasado sábado por autoridades estatales.

Cientos de visitantes han desfilado de cerca para poder ver los tradicionales elementos que lo integran, como son las calaveritas, el pan de temporada y las flores de cempasúchil, entre otros.

El sábado por la tarde, Carlos Tapia Rojas, adjudicador del récord Guinness para México y Latinoamérica, tras constatar las características de la ofrenda instalada en la Plaza Juárez de Pachuca, entregó la certificación a las autoridades estatales, y cuya extensión abarcó 790 metros cuadrados.

En un comunicado, el gobierno de Hidalgo señaló que en esta ocasión, se tomaron en cuenta elementos que todo altar mexicano debe tener, tales como sal, velas, calaveras de azúcar, amaranto y chocolate, panes de todo el estado, flores, entre otros.

Sobresalieron los elementos del Xantolo hidalguense, como la flor de cempasúchil, que al igual que el aroma del copal atrae a las almas, alegorías de las flores, productos de maíz, aguardiente, cerveza, moles especiales, dulces de calabaza, camote, almibares de agua miel, frutos de distintas cosechas, cítricos y ollas de chocolate.

 Así también, el altar alude a la representación de los elementos naturales como el agua, la tierra representada en las semillas, el aire y el fuego representado en las velas, dijo.

Para la ocasión se elaboró una catrina de aserrín, (tradicional en el municipio de Acaxochitlán) y los siete niveles de la ofrenda que simbolizan los 7 pecados capitales, al mismo tiempo que se tiene la creencia de que es un número sagrado.

Como parte del procedimiento para la adjudicación de un nuevo Guinness World Record', desde su colocación se envió a las oficinas representativas en Nueva York, Estados Unidos, videos, certificados topográficos ante notario y lista de los materiales a utilizar en la ofrenda, con la finalidad de recabar suficiente evidencia que respaldara dicho reconocimiento.

Actualmente nuestro país cuenta con nueve patrimonios de la humanidad en el ámbito inmaterial y cuatro de ellos están en el estado de Hidalgo, mismos que se comparten con todo el país, por eso es muy importante seguir promoviendo y difundiendo esta tradición, recordó Olaf Hernández.

Diversos ciudadanos han manifestado la importancia de este evento, como es el caso de Karla, abogada y madre de familia quien se pronunció porque se inculquen entre las nuevas generaciones las tradiciones que nos caracterizan como mexicanos, como es el caso de las próximas festividades de muertos.

Cabe destacar que el altar requirió del trabajo de decenas de voluntarios, ya que ocupa 767 metros cuadrados en sus siete niveles.

El récord anterior se logró en el año 2014, cuando en la Plaza México se celebró la Fiesta Cala de Vera, en una extensión de 558 metros cuadrados.

El secretario de Turismo, Eduardo Javier Baños Gómez, llamó a visitar los distintos rincones del estado que cuentan con un gran mosaico de tradiciones y gastronomía en estas fechas, en las que se celebran actividades conmemorativas al día de muertos, entre las que destaca las festividades del Xantolo.

DATOS RELEVANTES DE LA OFRENDA EN PLAZA JUÁREZ

Se contó con el apoyo de los comerciantes de la Central de Abasto de Pachuca, quienes donaron la fruta.

La instalación de la estructura metálica con los siete niveles corrió a cargo del personal de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios del Gobierno del Estado.

La decoración y adornos de la ofrenda corrieron por cuenta de los estudiantes de escuelas secundarias de Pachuca.

Se necesitaron aproximadamente 8 toneladas de flor procedente de los campos del Valle del Mezquital.

El tapete de aserrín al pie del altar fue realizado por personas voluntarias procedentes del municipio de Acaxochitlán.

Se utilizaron más de mil 50 piezas de pan procedente de diversos municipios de Hidalgo como Huejutla de Reyes, Huautla, Molango, Real del Monte y Tulancingo, entre otros.

1000 metros de papel picado; 400 kilogramos de naranjas; 50 kilogramos de mandarinas; 10 kilogramos de cacahuates; 100 kilogramos de guayaba; 7 costales de caña de azúcar; 400 kilogramos de plátano; 20 kilogramos de tejocote; 20 kilogramos de calabaza; 30 kilogramos de jícama; 20 kilogramos de maíz y 100 costales de aserrín de madera.

Se espera que el altar sea visitado por más de cien mil asistentes.

Fuente: (http://comunicacion.hidalgo.gob.mx)