Reportero Azteca 21

Al hablar de su trabajo, Valencia Burgos señaló que “cuando uno hace lo que le gusta, siempre lo hace lo mejor que se puede. Y cuando eso trae como resultado un premio como "La Catrina", es indescriptible”. Y volvió a recordar a Yolanda Vargas Dulché, con quien trabajó durante muchos años dando vida a Memín Pinguín —ella, creando la historia; él, haciendo los dibujos: “Ella no hacía las historias con el afán de lucir como una pluma maravillosa. Lo hacía con un amor que me transmitía, así como luego yo transmitía sentimientos con mis dibujos: transmitía las ganas de llorar, las ganas de reír”.

Guadalajara, México.- 6 de Diciembre de 2014.- Yolanda Vargas Dulché solía decir que ella no ideaba las aventuras y peripecias de Memín Pinguín, el célebre niño negrito que hacía las delicias de chicos y grandes desde su historieta homónima. Vargas Dulché aseguraba que sólo se dejaba llevar por lo que Memín pensaba. Ante esto, Sixto Valencia Burgos cuenta que sólo pensaba: “Está medio ‘lorenza’ esta señora”.

Y así lo pensó hasta que un día, antes de irse a dormir, vio su mesa de trabajo, en la que había un dibujo empezado. Y el cartón le dijo: “¡Termíname, no seas gacho!”. Diligente, Sixto Valencia comenzó a dibujar. Con esta anécdota, contada en persona por el creador de la célebre historieta Memín Pingu ín, sirvió como preámbulo para abrir el Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta, que cada año se efectúa en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, y en el que Valencia Burgos recibirá un homenaje.

El Encuentro Internacional de Caricatura e Historieta busca poner sobre la mesa a diferentes creadores del mundo de la caricatura, el cartón, los cómics y las historietas para que reflexionen sobre su oficio. Y cada año eligen a uno de los creadores con más trayectoria para entregarles la estatuilla de "La Catrina", que han recibido: Luis Aragonés, Roberto Fontanarrosa, Quino, Rius y Maitena, entre otros. Este año le toca turno a Sixto Valencia Burgos, quien afirma que se siente honrado y a gusto, y confiesa que “yo no debería estar aquí, pero al ser invitado, pues tenía que venir. Estoy aquí porque me trajeron, y ya no me puedo regresar”.

Al hablar de su trabajo, Valencia Burgos señaló que “cuando uno hace lo que le gusta, siempre lo hace lo mejor que se puede. Y cuando eso trae como resultado un premio como "La Catrina", es indescriptible”. Y volvió a recordar a Yolanda Vargas Dulché, con quien trabajó durante muchos años dando vida a Memín Pinguín —ella, creando la historia; él, haciendo los dibujos: “Ella no hacía las historias con el afán de lucir como una pluma maravillosa. Lo hacía con un amor que me transmitía, así como luego yo transmitía sentimientos con mis dibujos: transmitía las ganas de llorar, las ganas de reír”. Finalmente, señaló que el trabajo que realiza “lo hago para complacerlos a todos ustedes” y concluyó: “Muchas gracias por escuchar, y bienvenidos a este recinto del saber”.

El homenaje y la entrega de "La Catrina" a Sixto Valencia Burgos tendrá lugar el sábado 6 de diciembre a las 13:00 horas, en el auditorio Juan Rulfo de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.