Redacción Azteca 21

El Premio Pro Ópera, que otorga el público fue para el barítono Germán David Olvera Cornejo, segundo lugar a la soprano María Fernanda Castillo Loaeza, tercer lugar y Premio PROA al bajo-barítono Daniel Fernando Noyola, revelación juvenil a la soprano Penélope María Luna Núñez, Premio María Callas al barítono Juan Carlos Heredia Alvarado, Premio Gilda Morelli a la mejor interpretación y a la mezzosoprano Rosa Ilithya Muñoz Flores, Premio de la Ópera de Bellas Artes.

Ciudad de México.- 12 de Noviembre de 2013.- “Carlo Morelli, nacido en Italia y nacionalizado chileno, aseguró que la gloria en su carrera fue algo incidental, puesto que su verdadera misión era la docencia. Le causaba una enorme satisfacción formar artistas y encontrar voces nuevas con las cuales compartir su vasta experiencia. Profesó un enorme cariño y admiración por este país. El mayor ideal que tengo –decía–, es descubrir, alentar y preparar al mayor número de artistas mexicanos posible, para inyectar sangre nueva en las filas de la ópera.

 

“Ese es el espíritu que anima al Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, el cual, desde hace tres décadas se ha consolidado como el foro más relevante para el hallazgo de talento vocal en México”, aseguró el subdirector general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en la ceremonia oficial de premiación de la XXXI edición del certamen, el viernes 8 de noviembre en las oficinas del Palacio de Bellas Artes.

En nombre del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y del INBA, Sergio Ramírez Cárdenas entregó los premios correspondientes al tenor Fabián Rodríguez Lara, ganador del primer lugar y del Premio Pro Ópera, que otorga el público; al barítono Germán David Olvera Cornejo, segundo lugar; a la soprano María Fernanda Castillo Loaeza, tercer lugar y Premio PROA; al bajo-barítono Daniel Fernando Noyola, revelación juvenil; a la soprano Penélope María Luna Núñez, Premio María Callas; al barítono Juan Carlos Heredia Alvarado, Premio Gilda Morelli a la mejor interpretación, y a la mezzosoprano Rosa Ilithya Muñoz Flores, Premio de la Ópera de Bellas Artes.

“Comprometidos con el conocimiento y el disfrute de esta disciplina dedicada a explorar las cualidades de la voz como instrumento artístico, en el Instituto Nacional de Bellas Artes reconocemos que es fundamental impulsar este tipo de encuentros. Celebro la vitalidad del Concurso Carlo Morelli, porque más allá del estímulo económico que representa, su mayor valor lo encuentra en ser la palestra ideal para que los jóvenes cantantes pongan a prueba sus recursos vocales e histriónicos frente a aquellos profesionales que hoy día hacen la ópera en México.

“Muchas felicidades a todos los ganadores, y sepan que el mayor estímulo que pudieron recibir hoy, es constatar que el estudio, la disciplina y el entusiasmo que han puesto a su formación vocal, han sido reconocidos y aplaudidos por sus maestros, colegas y, sobre todo, por el público. Hoy ustedes están en el lugar donde alguna lo estuvieron figuras como Lourdes Ambriz, María Luisa Tamez, Encarnación Vázquez, Jesús Suaste, Ramón Vargas o Rolando Villazón, entre otros. Esta mañana reciben su estafeta y son llamados a seguir escribiendo grandes páginas en nuestra historia musical; así que esperamos verlos pronto logrando nuevos éxitos y ofreciendo interpretaciones inolvidables en las más prestigiosas salas de concierto”, refirió el subdirector general del INBA.

Asimismo, agradeció al jurado, “cuya tarea es fundamental para la credibilidad y confianza de cualquier certamen. Al director de orquesta Niksa Bareza, al crítico y promotor cultural Gerardo Kleinburg, al investigador Octavio Sosa y a las cantantes Mayda Prado y Encarnación Vázquez, mi gratitud por su conocimiento, experiencia y por el trabajo profesional y responsable que tuvieron al seleccionar a los ganadores”.

Esfuerzos como este, agregó, solo son posibles si hay un trabajo conjunto y un compromiso compartido. “Doy mi agradecimiento a las instituciones que se sumaron a este esfuerzo: desde luego, Carlo Morelli A. C., la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Luis Potosí, así como Pro Ópera A. C., PROA, la Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano (SIVAM), la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y a la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

“Gracias, porque es su colaboración y solidaridad las que han permitido que, año con año, la memoria de Carlo Morelli –y de Gilda Morelli, quien creó este certamen en 1980– continúen dando cobijo al talento de estos jóvenes y, con ello, dando fortaleza y dinamismo al bel canto nacional”, finalizó. El concierto de finalistas y el anuncio de los ganadores de la XXXI edición del concurso se llevó a cabo el 8 de septiembre en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.