El principal objetivo del proyecto es la reforestación ecológica de 55 hectáreas de ecosistema de manglar  por medio de la identificación de Centros de Dispersión Natural (CDN) los cuales consisten en árboles adultos de mangle, en producción de semillas y frutos, así como la evaluación de su condición, distancia a canales naturales, estimación de la densidad de plántulas, semillas depositadas y sobrevivencia de propágulos.

Chetumal, Quintana Roo.- El Gobierno del Estado de Quintana Roo a través de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA)  en coordinación con la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR) realizaron una visita de supervisión en el sitio conocido como Playa Cayo Venado, Zona Núcleo de la Reserva Estatal Santuario del Manatí Bahía de Chetumal.

 

El secretario de Ecología y Medio Ambiente, Carlos Rafael Muñoz Berzunza comentó que durante la visita se constató  que el área se encuentra en un estado de reforestación natural, con numerosos árboles juveniles y plántulas, las especies dominantes que se observaron son Rizophora mangle y Laguncularia racemosa (especie arbustiva que marca el cambio entre ecosistemas de selva y manglar).

Muñoz Berzunza explicó que, el proyecto se deriva de la firma de un convenio de colaboración para la conservación y restauración forestal y la ejecución del proyecto Estrategia general para la rehabilitación de cincuenta y cinco hectáreas de ecosistema de manglar dentro de la Reserva Estatal Santuario del Manatí Bahía de Chetumal, Quintana Roo en donde la Comisión Nacional Forestal se comprometió apoyar con recursos para llevarlo a buen fin.

El funcionario de ecología y Medio Ambiente dijo que bajo este marco se trabaja en estricto apego a las indicaciones del Gobernador Roberto Borge Angulo para promover la conservación y restauración forestal de nuestro Estado,  cumpliendo con la política ambiental del presidente Enrique Peña Nieto.

El principal objetivo del proyecto es la reforestación ecológica de 55 hectáreas de ecosistema de manglar  por medio de la identificación de Centros de Dispersión Natural (CDN) los cuales consisten en árboles adultos de mangle, en producción de semillas y frutos, así como la evaluación de su condición, distancia a canales naturales, estimación de la densidad de plántulas, semillas depositadas y sobrevivencia de propágulos.

La estrategia de rehabilitación está dividida en etapas: identificación de centros de dispersión natural , rehabilitación hidrológica, limpieza orgánica, desazolve de canales naturales, supervisión, seguimiento y mantenimiento con 23 sitios de interés los cuales han sido impactados por constantes fenómenos naturales (huracanes y tormentas).

Por lo observado y registrado durante el recorrido, se concluye que el proyecto en cuestión se encuentra en su etapa 2 denominadaRehabilitación hidrológica: estrategia de limpieza orgánica y desazolve de canales naturales. En la visita estuvieron presentes: Rubén Alfredo Aguilar García y Lizbeth Novelo Esquivel de CONAFOR, Héctor A. Hernández Arana y la coautora del proyecto Haydée López Adame de ECOSUR y Jair Torres Mendiburu de la SEMA.