En su discurso el presidente de la organización alemana "Alexander von Humboldt" mencionó los nombres de alemanes destacados que salvaron de esa manera su vida, entre ellos Alexander Abusch, Brigitte Alexander, Hanns Eisler, Franz Feuchtwanger, Chalotte y Walter Janka, Sofie y Hans Marum, Paul Merker, Ludwig Renn y Anna Seghers.

Berlín, Alemania.- 9 de Septiembre de 2013.- El presidente de la organización alemana Alexander von Humboldt, Winfried Hansch, honró hoy con un evento la memoria del cónsul mexicano Gilberto Bosques, quien salvó del genocidio del nazismo miles de vidas durante la Segunda Guerra Mundial.

El homenaje se llevó a cabo en Berlín frente al monumento a los combatientes españoles que lucharon contra el fascismo en su país.

La sociedad Humboldt realiza un proyecto para que una calle de Berlín lleve el nombre del cónsul mexicano, fallecido en 1995.

Desde marzo pasado se instituyó el Premio Gilberto Bosques, que será otorgado por las embajadas de Alemania y Francia a mexicanos.

El presidente de la sociedad Humboldt honró la memoria del cónsul mexicano, quien fue un gran humanista y salvó numerosas vidas de alemanes y europeos que eran perseguidos por el nazismo y el fascismo en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Hansch pronunció un discurso al pie de ese monumento para subrayar que el cónsul de México en Marsella, Gilberto Bosques, salvó la vida de alrededor de 30 mil refugiados entre 1938 y 1942, entre ellos judíos y cientos de alemanes.

El cónsul mexicano otorgó visas y asilo en México para esos refugiados.

Hansch apuntó que entre diciembre de 2012 y abril de 2013 se llevó a cabo en la Academia de las Artes en Berlín la exposición sobre la obra de Bosques con la exposición “Último refugio México”.

En su discurso, mencionó los nombres de alemanes destacados que salvaron de esa manera su vida, entre ellos Alexander Abusch, Brigitte Alexander, Hanns Eisler, Franz Feuchtwanger, Chalotte y Walter Janka, Sofie y Hans Marum, Paul Merker, Ludwig Renn y Anna Seghers.

El presidente de la sociedad Humboldt destacó que el propio cónsul y todos sus empleados fueron detenidos por la Gestapo de Adolfo Hitler en mayo de 1942 cuando México se puso del lado de los aliados. El grupo estuvo un año en prisión en Bad Godesberg, hoy conurbado con la ciudad de Bonn.

Gilberto Bosques fue un extraordinario representante del gran pueblo mexicano y fue la personificación de los elevados valores del humanismo mexicano que une a Alemania y México desde la estancia de Alexander von Humboldt en 1803 en el país latinoamericano”.

Personas progresistas y democráticas en Alemania no permiten que caiga en el olvido lo que México hizo en el tiempo del fascismo en favor de los perseguidos en Alemania y en toda Europa”, dijo Hansch.

Gilberto Bosques obtuvo en 1980 la orden en rango de oro “Estrella de la Amistad entre los Pueblos”.

Hansch recordó que en el año 2000, los legisladores del estado mexicano de Puebla decidieron la creación del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques.

Señaló, asimismo, que en Viena una calle cerca del Centro de las Naciones Unidas en la capital austriaca fue bautizada como “Paseo Gilberto Bosques”.

En Israel, el cónsul mexicano fue reconocido en el Memorial para los Héroes y Mártires del Holocausto como “Justo entre las Naciones”.

Asimismo, comentó que Gilberto Bosques fue designado miembro póstumo de la Fundación alemana Raoul Wallenberg.
Fuente: (Notimex)