La intención es impulsar y mantener el desarrollo de este tipo de trabajos artesanales, pues los representantes tienen la oportunidad de ofrecer sus productos a los precios que ellos establezcan para obtener ganancias netas, además de que los productos que ofrecen son de la más alta calidad, poseen diseños únicos y son piezas irrepetibles.

Ciudad de México.- 12 de Julio de 2013.- La exposición De pura fibra, el arte de tejer la naturaleza, que se presenta en el Museo Nacional de Culturas Populares cerrará con una expoventa titulada Entre canastas, tenates y petates. El arte de tejer la naturaleza, que al igual que la exhibición incluye productos artesanales confeccionados con fibras naturales, provenientes de 12 estados de la República y que se desarrollará del 11 al 14 de julio.

La ceremonia de apertura contó con la participación del director de dicho recinto, Rodolfo Rodríguez Castañeda, la titular de la Coordinación de Arte Popular de la Dirección General de Culturas Populares de Conaculta, Esther Hernández Torres, así como dos representantes de las comunidades de artesanos, Todos los Santos Dolores, rarámuri de Chihuahua y Eva Salazar, de la etnia kumiai y habitante del poblado de San José de la Zorra, Baja California.

Esther Hernández Torres detalló que la intención de la expoventa es impulsar y mantener el desarrollo de este tipo de trabajos artesanales en el país, pues los representantes de las doce comunidades invitadas tienen la oportunidad de ofrecer sus productos a los precios que ellos establezcan para de esa manera obtener ganancias netas, además de que los productos que ofrecen son de la más alta calidad, poseen diseños únicos y son piezas irrepetibles.

“Consideramos son interesantes atractivos para el público, pues podrán adquirir objetos cuyo valor va más allá del económico, son bellos e incluso prácticos, ya que pueden ser usados como ornamento o en las labores cotidianas. El propósito es también el de fomentar el conocimiento de esta tradición, conservarla y favorecer la permanencia del sustento familiar.

“Las personas que nos acompañan en este evento, no más de 10, representan por lo menos a 12 familias cada uno de ellos, quienes se dedican de manera cotidiana a la fabricación de estos productos, por lo que el beneficio para ellos es amplio. Esta actividad se hereda de una generación a otra, así que es muy importante mostrarle a los jóvenes de estas comunidades que es un trabajo sustentable, con el cual pueden sobrevivir”.

Mientras que el director del Museo Nacional de Culturas Populares, Rodolfo Rodríguez Castañeda, dio a conocer que esta será la primera de muchas otras muestras con el mismo perfil y propósito, pues existe una gran variedad de productos artesanales en el país que requieren también de un impulso similar.

“Desde luego que serán actividades independientes a las exposiciones que tenemos programadas en el recinto, para de esa manera generar un vínculo real entre las comunidades de artesanos del país y los habitantes de la capital del país. Sobre el cierre de esta muestra, es importante decir que las fibras naturales siempre han estado cerca de nuestras vidas, no hay hogar mexicano sin una pieza de este tipo.

“Tanto en la exposición que concluye como en la expo venta, participan artesanos de Campeche, Veracruz, Chihuahua y Baja California, entre otros, con objetos fabricados con materiales naturales que forman parte de nuestra vida cotidiana y a la vez tan desconocidas, pues su uso, manejo y proceso de fabricación forman parte de las tradiciones ancestrales de este material ha estado presente en la mayoría de los pueblos originarios de México”, concluyó
Rodolfo Rodríguez Castañeda.

Fuente: (CONACULTA)