Según cifras oficiales, cada año visitan ese complejo cultural -que incluye importantes obras maestras como las Estancias de Rafael y la Capilla Sixtina- más de cinco millones de personas, que serán potenciales compradores de los productos mexicanos.

Ciudad del Vaticano.- 8 de Mayo de 2013.- Artesanías de manufactura mexicana, estampadas con el logo vaticano, comenzaron a venderse hoy en varios puntos comerciales dentro de los Museos Vaticanos, gracias a un acuerdo entre el Estado de México y ese complejo cultural.

El proyecto fue presentado la tarde de este martes por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila durante una recepción en las galerías de los museos, donde los propios artesanos y un grupo de bailarines mexicanos ofrecieron una muestra de su talento.

En el acto estuvieron presentes el cardenal Giuseppe Bertello, gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, y los embajadores mexicanos ante la sede católica e Italia, Mariano Palacios Alcocer y Miguel Ruiz-Cabañas Izquierdo, respectivamente.

Ávila explicó que el proyecto busca "hermanar" al territorio mexiquense y al Vaticano.

"El objetivo de este encuentro es acercar las bellezas del Estado de México. Cada pieza de artesanía trabajada por los artesanos mexiquenses es una obra poética, porque no hay una igual a otra, cada una se realiza con amor, con cariño para todo el mundo", señaló.

Tras un mensaje de agradecimiento de Bertello, quien fue por varios años embajador pontificio en la capital mexicana, Ávila procedió a realizar una simbólica primera compra de artesanías.

Carlos Ramírez Barrera, director de comercialización del Instituto de Investigación y Fomento a las Artesanías del Estado de México, dijo a Notimex que un total de 11 piezas distintas serán ofrecidas en cuatro puntos de venta distribuidos en diversas galerías de los Museos.

Según cifras oficiales, cada año visitan ese complejo cultural -que incluye importantes obras maestras como las Estancias de Rafael y la Capilla Sixtina- más de cinco millones de personas, que serán potenciales compradores de los productos mexicanos.

"En esta primera etapa nos han pedido 500 piezas (...) Luego, dependiendo cómo veamos que se vende la mercadería, con la gente de los museos ya tenemos el contacto para sustituir alguna pieza que no se venda tanto", reveló Ramírez Barrera.

Los participantes a la reunión pudieron admirar rosarios dorados realizados en filigrana, campanas y cucharas de plata, alhajeros y cruces de cerámica de alta temperatura, platones de latón de varios tamaños, además de pequeños árboles de la vida realizados en barro.

En total, seis ramas artesanales distintas y siete artesanos participaron en la iniciativa, que incluye un contrato de compra-venta con los Museos Vaticanos que se irá refrendando con el tiempo.

Todos los productos serán vendidos en finas cajas de madera o en estuches de cuero con el sello "Musei Vaticani".

"Elegimos los productos que tienen mayor demanda, sobre todo de parte de los extranjeros, en las ocho tiendas que tenemos en el Estado de México", explicó Ramírez Barrera.

"Si alguna tiene mucha demanda, la reforzaremos. Es la primera etapa de un proyecto que se espera extender para hacerlo permanente", apuntó el funcionario.

Durante la recepción, realizada en la Terraza de la Pinacoteca, se presentaron cuatro bailarines del Ballet Folclórico del Estado de México, mientras dos artesanas realizaban bordados en tela y los invitados degustaban todo tipo de bocadillos típicos mexicanos.

Fuente: (Notimex)