Cien obras de grandes maestros de la pintura inspiradas en la historia cristiana, San Pedro y su basílica han sido reunidas en el Vaticano para una exposición excepcional inaugurada este jueves para celebrar los 500 años de la basílica de San Pedro... Ciudad del Vaticano.- 13 de Octubre de 2006.-
Obra de "La crucifixión
de Pedro", de
Caravaggio 
Foto: Internet
Cien obras de grandes maestros de la pintura inspiradas en la historia cristiana, San Pedro y su basílica han sido reunidas en el Vaticano para una exposición excepcional inaugurada este jueves para celebrar los 500 años de la basílica de San Pedro.

Entre las grandes obras exhibidas figuran "La crucifixión de Pedro", de Caravaggio, y el "Retrato de Léon X", de Rafael.

Importantes museos de todo el mundo prestaron obras para la exposición, que permanecerá abierta hasta el 8 de marzo de 2007 en la galería localizada en "brazo de Carlomagno", en un lateral de la basílica de San Pedro.

Obras de reconocidos artistas del Renacimiento han sido dispuestas alrededor de la magnífica maqueta de la cúpula de San Pedro realizada por Miguel Angel en 1558.

La exposición, titulada "Petros Eni", se divide en seis secciones, entre ellas una está dedicada a los pontífices que fueron protagonistas de la construcción de la basílica como Julio II, inmortalizado en el célebre retrato de Tiziano.

Julio II impulsó la construcción del nuevo templo sobre la antigua basílica "constantiniana" (que mandó construir el emperador romano Constantino). El célebre retrato fue prestado por la galería del Palacio Pitti de Florencia (centro de Italia).

En esa sección se recorre la historia de San Pedro a través de los retratos de otros papas como el de Pablo III Farnese, también de Tiziano, y el cuadro de León X, una de las obras maestras de Rafael, que sale por primera vez del Museo florentino de los Uffizi, el más importante de Italia.

Dibujos, bocetos y planos de artistas como Bernini, Maderno y Giacomo de la Porta completan la exposición junto con las decenas de cartas enviadas por Miguel Angel, en las que exige que le paguen.

Benedicto XVI celebró en abril el 500° aniversario de la basílica de San Pedro y recordó que el 18 de abril de 1506 el Papa Julio II colocó la primera piedra de la nueva basílica.

Los mejores artistas de la época participaron en la edificación del monumento. Los planos los realizó el arquitecto Bramante, que eligió una planta de cruz griega con cuatro brazos de idénticas dimensiones.

La basílica de San Pedro, centro incontestable del catolicismo, fue consagrada en 1626 por el papa Urbano VII. Desde el exterior llega a 219 metros de longitud y su altura alcanza los 119 metros bajo la cúpula.

En total, el edificio tiene una superficie de 22.000 metros cuadrados, es decir, cuatro veces la gran catedral de Notre Dame de París, y puede recibir a hasta 60.000 personas.

La tradición dice que los Papas deben ser enterrados allí, aunque algunos de ellos no siguieron esta norma, como Silvestre II (Papa de 999 a 1003) y León XIII (1878-1903). (Agencias)