Este sobresaliente ejemplo describe muchos de los icónicos motivos de la obra del artista: una representación dentro de lo primitivo de una figura femenina aislada, en este caso una mujer indígena de piel oscura con un rebozo que le envuelve la cabeza, y la tajada de sandía tan característica del artista.

Nueva York, EU.- 21 de Mayo de 2014.- Una colección de casi 250 obras de artistas emblemáticos, originarios de América Latina, será subastada el próximo 28 de este mes por la casa Christie's, en su sede de Nueva York. Entre las piezas destaca "Mujer con sandía", del mexicano Rufino Tamayo  (1899-1991), cuyo precio oscila entre 400 mil y 600 mil dólares.

También se podrán adquirir "Composición TSF", del uruguayo Joaquín Torres-García, con un estimado de uno a 1.5 millones de dólares, y "Hombre yendo a la oficina", del colombiano Fernando Botero, que saldrá a piso entre 1.2 y 1.8 millones de dólares, ambas por primera vez a subasta en los últimos 50 años.

De acuerdo con un comunicado difundido aquí, la casa de subastas realizará una doble sesión el día 28, con las piezas que serán exhibidas al público del 24 al 27 de los corrientes.

Otras obras destacadas incluidas son de los maestros modernos y contemporáneos Mario Carreño, Wifredo Lam, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz-Diez, así como un impresionante grupo de obra de algunos de lo más emblemáticos artistas brasileños de los siglos XX y XXI: Alfredo Volpi, Cândido Portinari, Beatriz Milhazes, Cildo Meireles, Ernesto Neto y Tunga.

Sobre la pieza de Tamayo, Christie's (Londres, 1766) recordó que se trata del pintor modernista mexicano por excelencia.

"Mujer con sandía" es un gouache sobre papel de 1939, año clave en la carrera del artista.

Este sobresaliente ejemplo describe muchos de los icónicos motivos de la obra del artista: una representación dentro de lo primitivo de una figura femenina aislada, en este caso una mujer indígena de piel oscura con un rebozo que le envuelve la cabeza, y la tajada de sandía tan característica del artista.

En un estudio de formas geométricas, la obra destaca las puntas afiladas del maguey, que hacen eco a las estilizadas líneas de los pliegues del rebozo, a las características arquitectónicas del rostro de la figura que parece una máscara, y a los bordes puntiagudos de la sandía.

Así, la obra es una ilustración de la síntesis estratégica del contenido mexicano que hace Tamayo, del primitivismo y de las formas modernistas para crear una vanguardia única, destacó la más antigua casa de remates a nivel mundial.

Fuente: (Notimex)