Basado en su libro "Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad", editado en noviembre pasado, el investigador disertará acerca de cinco tumbas reales que cambiaron la historia de la arqueología, descubrimientos ocurridos de 1922 a 2006 en Egipto, China y México.

Ciudad de México.- 8 de Febrero de 2014.- Los gobernantes prehispánicos Pakal y Ahuízotl, el emperador chino Quin y el faraón egipcio Tutankhamon se harán presentes en el 36 aniversario del hallazgo del monolito de Coyolxauhqui, en las conferencias que se llevarán a cabo los sábados de febrero, a partir del 8, en el Museo del Templo Mayor del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

El Ciclo Coyolxauhqui XXXVI Aniversario recordará el descubrimiento del monolito de la diosa lunar, que presenció el arqueólogo Raúl Arana el 21 de febrero de 1978, entre las calle de Argentina y Guatemala, y que dio origen al proyecto arqueológico que sacó a la luz al Templo Mayor de Tenochtitlan, bajo la coordinación de Eduardo Matos Moctezuma.

Los encargados de las pláticas serán Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH; Raúl Barrera Rodríguez, responsable del Programa de Arqueología Urbana (PAU) y su equipo de trabajo, y Guilhem Olivier, investigador de la UNAM.

Matos Moctezuma abrirá el ciclo de charlas el día 8 con Cinco tumbas reales de México y el mundo, donde abordará la historia e investigaciones que se han realizado en torno a estos descubrimientos que son de los más importantes en los últimos 100 años.

Basado en su libro Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad, editado en noviembre pasado, el investigador disertará acerca de cinco tumbas reales que cambiaron la historia de la arqueología, descubrimientos ocurridos de 1922 a 2006 en Egipto, China y México.

Eduardo Matos se enfocará en las tumbas del faraón egipcio Tutankhamon, del emperador chino Quin Shi Huangdi y su ejército de guerreros de terracota; de Pakal, soberano de Palenque, actual estado de Chiapas; el posible sepulcro del gobernante mexica Ahuízotl, debajo del monolito de Tlaltecuhtli, frente al Templo Mayor de Tenochtitlan, y  la tumba 7 de Monte Albán, en Oaxaca.

El especialista comentará cómo ocurrieron estos hallazgos, la relevancia de cada uno de los personajes enterrados en los sepulcros, los objetos que acompañaban al difunto a manera de ofrenda y una pequeña semblanza de los responsables de estos fortuitos descubrimientos.

Asimismo, Raúl Barrera Rodríguez y su equipo del Programa de Arqueología Urbana (PAU), integrado por Estibaliz Aguayo Ortiz, Lorena Vázquez Vallin y Berenice Jiménez González, hablarán de los análisis de las ofrendas halladas en la Plaza Manuel Gamio y los contextos rituales frente al Templo Mayor, el 15 y el 22 de febrero, respectivamente.

En la conferencia Análisis de los materiales de las ofrendas recuperadas en Plaza Manuel Gamio, los arqueólogos del PAU, junto con Agustín Ortiz, del Instituto de Investigaciones Antropológicas, y Ana María Soler Arechalde, del Instituto de Geofísica de la UNAM, darán a conocer los resultados de los estudios efectuados a seis ofrendas descubiertas al pie del Templo Mayor.

Los materiales analizados son fragmentos de cerámica, esculturas, tepalcates, vasijas, navajillas prismáticas, huesos, estucos, muros y pisos, entre otros, los cuales estaban depositados en las ofrendas 152, compuesta por sahumadores; la 154, con cajetes; la 155 de sahumadores; la 157 y la 159, integradas por cráneos y mandíbulas rotos, y la 163, donde había puntas quemadas.

Los materiales fueron sometidos a estudios en laboratorio de arqueomagnetismo, que sirve para determinar los fechamientos de las ofrendas; de isótopos de estroncio, que indica la procedencia de los individuos que fueron colocados en los depósitos, y de detección de residuos minerales y orgánicos.

La segunda plática del equipo del PAU, que se llevará a cabo el 22 de febrero, estará dedicada a las interpretaciones que los arqueólogos han planteado a partir de los resultados de los análisis, consistentes en revelar el contenido de los recipientes descubiertos, el periodo cronológico en el que se colocaron y la probable procedencia de los individuos cuyos cráneos se utilizaron para un tzompantli, entre otros temas.

Las seis ofrendas son una muestra de los más recientes vestigios descubiertos de 2009 a la fecha, como parte del Proyecto Frente Principal del Templo Mayor a cargo del PAU, que se enfoca en el rescate arqueológico a la par de los trabajos de adecuación del nuevo vestíbulo y entrada a la zona arqueológica, los cuales tienen un avance del 90 por ciento.

Son datos de laboratorio que los arqueólogos entrelazarían con la evidencia arqueológica y la información aportada por las fuentes históricas. Es el caso de los cráneos utilizados para el tzompantli, que los resultados de los análisis indican que son de individuos de Tenochtitlan y de otras áreas de Mesoamérica, cuya relevancia y significado explicarán los especialistas en su ponencia.

Finalmente, el 1 de marzo, el doctor Guilhem Olivier, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, tendrá a su cargo la ponencia Diosas peligrosas: Coyolxauhqui, Itzpapálotl, Tlantepuzilama y otras más.

El Ciclo Coyolxauhqui XXXVI Aniversario se realizará los sábados de febrero y el 1 de marzo a las 10 horas, en el auditorio del Museo del Templo Mayor (Seminario 8, Centro Histórico, Ciudad de México). Entrada libre hasta completar aforo.

 

Fuente: (INAH)