México fue el motivo principal para el tradicional desfile luminoso. Papel maché, engrudo, colores vivos y 65 personas en la producción dieron vida a los alebrijes que bailando animaban al público de todas las edades.

Lyon, Francia.- 9 de Diciembre de 2013.- Como cada año las luces y el fuego visten de fiesta a la antigua capital de Galia en tiempos del Imperio Romano, Lyon.Anunciando la Navidad, la ciudad queda cubierta por luces de todo tipo, así como instalaciones artísticas sobre edificios que se vuelcan sobre sí mismos o animales que cobran vida sobre la fachada del Hotel de Ville dejando seca la voz del espectador y poniendo en duda la realidad.

Se cree que la fiesta se ha llevado a cabo desde 1852 donde todos los residentes de la ciudad cuna de la sopa de cebolla adornaban sus ventanas con veladoras en honor a la Virgen María. La tradición ha evolucionado año con año y se ha convertido en la fiesta más importante y esperada cada año por habitantes de, incluso, todo el mundo.

La celebración es considerada Patrimonio Arquitectónico y cada año recibe aproximadamente a 3 millones de visitantes en busca de una experiencia surrealista de artes visuales y animación creada a base de luz.

Para esta emisión, México fue el motivo principal para el tradicional desfile luminoso. Papel maché, engrudo, colores vivos y 65 personas en la producción dieron vida a los alebrijes que bailando animaban al público de todas las edades.

Fuente: (Agencias)