Tras siete años de ausencia, la creadora oriunda del barrio de El Rosario, de Tonalá, regresa al Festival de la Luna para dotar de un toque místico y surrealista a la onceava edición del encuentro cultural que se desarrollará en el Pueblo Mágico de Tapalpa del viernes 18 al domingo 20 de octubre.

Guadalajara, Jalisco.- 17 de octubre de 2013.- En alguna ocasión a Irma Íñiguez Pajarito le dijeron que las piezas hechas en papel maché solo servían para tirarse a la basura. Lejos de abandonar su ingenio creativo, la artesana perfeccionó su trabajo más allá de los límites de la proporción, el color y la fantasía, al brindar de una nueva identidad a esos pedazos de papel corrugado: los transformó en dragones.

 

Irma Pajarito es artesana y creadora de seres fantásticos que son omnipresentes en la imaginación, pero que a través del papel y la pintura son llevados a la vida real en formatos que superan las dimensiones del cuerpo humano. Tras siete años de ausencia, la creadora oriunda del barrio de El Rosario, de Tonalá, regresa al Festival de la Luna para dotar de un toque místico y surrealista a la onceava edición del encuentro cultural que se desarrollará en el Pueblo Mágico de Tapalpa del viernes 18 al domingo 20 de octubre.

Son 16 dragones -de un metro de altura por dos de largo- los que Irma Pajarito liberará en el festín artístico con el objetivo de demostrar que la fantasía es un elemento que debe perdurar en el imaginario colectivo, principalmente en los niños. La experta también en técnicas como el vidrio y el barro, destaca que para esta onceava edición el Festival de la Luna albergará dragones que rompen con su propia naturaleza, pues la artista tonalceca asegura que sus fieras mitológicas cargan con un sello bastante personal que a la vez dignifica la esencia tradicional de Jalisco.

"No quiero que se olvide la fantasía. Los niños se la pasan metidos en la televisión, hay que darles la visión que con la imaginación se pueden crear seres grandes y mitológicos. Me encantan los dragones porque simbolizan la fuerza", expresa Íñiguez Pajarito al adelantar que parte del mosaico mitológico que la acompaña también se hacen presentes otros seres de belleza extraordinaria como venadillos que han mutado con descomunales alas de mariposa y libélulas.

"Trabajar con papel maché en un principio fue un poco frustrante, porque la gente devaluaba a este material porque pensaban que por ser papel las piezas eran desechables. Una vez me dijeron que las piezas de papel maché solo servían para echarse a la basura. Desde ese momento yo intento trabajar con calidad, fuerza y novedad. Para mí el papel representa una gama de posibilidades, todo lo que me imagino lo he logrado hacer".

Íñiguez Pajarito que ha expuesto en foros dedicados a la artesanía como Tonalá, Tapalpa, Guadalajara (Festival Cultural de Mayo 2007) y Tlaquepaque, destaca que a más de 12 años de perfeccionar profesionalmente el uso del papel maché también encontró la forma de sumar un valor social y humanitario a sus creaciones, pues el material destinado a sus obras proceden del reciclaje.

PARA SABER

Para la creación de cada dragón, Irma Pajarito destinó un mes de trabajo para cada pieza en jornadas laborales diarias de ocho horas. Apoyada por su familia y demás artesanos, la artista plástica desarrolló el total de 16 dragones en un tiempo récord de cinco meses.

Exposición:

Dragones de papel maché, de la artesana Irma Íñiguez Pajaritto // 11° Festival de la Luna en Tapalpa del viernes 18 al 20 de octubre.

Fuente: (informador.com.mx)