Con el apoyo del Museo Mexicano de Bellas Artes de Pilsen, los artistas realizan talleres y preparan portafolios para exponer el grabado a la comunidad inmigrante hispana, que en su mayoría procede de México, un país donde la técnica ha sido usada tradicionalmente para ilustrar temas folclóricos y de crítica sociopolítica.

Chicago, EU.- 6 de Agosto de 2013.- Seis latinos, de padres mexicanos, crearon el Instituto Gráfico de Chicago  para difundir el grabado entre los artistas y el público y luchar contra la tecnología digital que amenaza el arte artesanal con impresiones baratas y de bajo costo.

Con el apoyo del Museo Mexicano de Bellas Artes de Pilsen, los artistas realizan talleres y preparan portafolios para exponer el grabado a la comunidad inmigrante hispana, que en su mayoría procede de México, un país donde la técnica ha sido usada tradicionalmente para ilustrar temas folclóricos y de crítica sociopolítica.

El legado del ilustrador mexicano José Guadalupe Posada, nacido hace cien años, es el motivo de uno de los portafolios del instituto denominado "Posada Presente", donde 32 artistas invitados contribuyen con trabajos ante la pregunta "qué temas imprimiría hoy" el creador de las famosas calaveras asociadas con el Día de los Muertos.

El trabajo de Posada ha influido a muchos grabadores y caricaturistas latinos por su agudeza satírica y compromiso político.

Uno de los creadores del instituto, Antonio Pazarán Camargo, adoptó el mensaje sociopolítico, y una de sus obras creadas en Chicago se titula "Dime con quién andas y te diré que tan pinche puerco y rata eres".

Según declaró, "usé puercos y ratas porque cuando oigo hablar de políticos, gente de dinero, son los animales que me vienen a la mente".

Los seis fundadores del instituto aprendieron arte en la secundaria y universidad, pero fue en la colaboración mutua y con otros artistas que se especializaron en el grabado.

Ricardo Serment destacó la necesidad de que "esta forma de arte se mantenga activa en la comunidad, en particular entre los niños, que no la olviden ante el avance de la tecnología digital".

El artista destacó que el apoyo el museo les permite usar su prensa para trabajos de gran porte y las salas de exhibición, pero sueña con disponer de un espacio físico propio que pueda ser llamado Instituto de Grabado de Chicago.

"Podríamos tener nuestras propias herramientas, desde prensa a tinta y papel, para ofrecer clases comunitarias para estudiantes adultos y cualquier persona que quiera aprender grabado", señaló.

Su colega José Luis Gutiérrez señaló a su vez que el esfuerzo iniciado en 2009 busca preservar la técnica del grabado para las futuras generaciones.

En los contactos con la comunidad los artistas usan una prensa portátil elaborada con una prensa de hacer tortillas, pero también llevan muestras de impresiones hechas en madera, linóleo, aguafuerte o serigrafía.

"Queremos darle a los niños la oportunidad de ver cómo un artista puede conectarse con las cosas que les están afectando", agregó.

Gutiérrez recordó que su padre trabajó en una fábrica toda su vida y el grabado ofrece a los jóvenes la oportunidad de conectarse con "las tradiciones del trabajo manual", con gente que produce manualmente un arte muy valioso que no es solo para coleccionistas.

El instituto prepara para el 2 de noviembre la muestra "Grabadolandia" en el museo, donde se exhibirá por primera vez el portafolio Posadas Presente, junto a obras de los artistas invitados.

Para ello recaudaron 3 mil dólares aportados por la comunidad, que ese día tendrá la oportunidad de participar en talleres y probar la técnica.

"Fueron los vecinos de Pilsen los que colaboraron con los fondos en una demostración de interés y de respaldo de nuestro trabajo", expresó Gutiérrez.

Los demás integrantes del Instituto Gráfico de Chicago son Eric García, Vanessa Sánchez y Salvador Jiménez.

Con edades que van de 30 a 38 años, todos, con excepción de Jiménez que emigró de Jalisco, son nacidos, criados y educados en Chicago.

Fuente: (Agencias)