La muestra consta de guitarras, violines, vihuelas, acordeones, decorados con el trabajo artesanal que hacen cuatro familias indígenas. Son 80 familias más las beneficiadas, pues Hermes Music compra estas decoraciones a los wixárikas, fomentando así que tengan empleo y que estén trabajando desde su lugar de origen para preservar sus raíces.

Guadalajara, Jalisco.- 26 de Julio de 2013.- Faustino García es un indígena de la comunidad wixárika. Está trabajando en una pulsera de arte huichol que le lleva aproximadamente 20 minutos hacerla. Casi no habla el español pero lo entiende muy bien, está sonriente y atento a lo que sucede antes de que inicie la inauguración de la exhibición "Sagrado Arte Huichol" que consta de 24 piezas y que organiza Fundación Hermes Music.

 

Cuando Faustino se ríe, sus dientes amarillos y esmaltados brillan como la luz del sol que está llegando a la terraza de Galería Vértice, donde es la exposición. Lo nublado de la lluvia mañanera se ha ido y el calor comienza a hacer de las suyas.

La muestra consta de instrumentos musicales (guitarras, violines, vihuelas, acordeones), decorados con el trabajo artesanal que hacen cuatro familias indígenas que colaboraron en esta producción. No obstante, con esta exposición son 80 familias más las beneficiadas, pues Hermes Music compra estas decoraciones a los wixárikas, fomentando así que ellos tengan fuentes de empleo y que estén trabajando desde su lugar de origen para preservar sus raíces y costumbres.

Entre las manos, Faustino trae un hilo rojo al que le hace minuciosos amarres. Con él están varios niños que también hacen sus propias pulseras, otros más hacen rosarios franciscanos. El hombre y un grupo de wixárikas fueron convocados para ser parte del evento, porque el arte de su comunidad es protagonista de esta exhibición que sólo permanecerá abierta al público hasta el lunes, pues de ahí hará un recorrido por ciudades como Monterrey, DF y parte de Estados Unidos.

Son las 11:30 horas y apenas dará inició el evento, con una hora de retraso, pero Faustino no sufre ni se acongoja, él sigue trabajando en sus pulseras, mientras fotógrafos y camarógrafos lo captan en acción.

Se informa que el vuelo del invitado especial, Rubén Albarrán (vocalista de Café Tacvba), se retrasó dos horas, por lo que se inicia la inauguración. Alberto Kreimerman, presidente de la fundación, da la bienvenida a todos y explica que el vocalista de Café Tacvba llegará, "sólo hay que tener paciencia", mientras, habla del amor que siente por el arte huichol.

"Somos parte de este universo, del camino mágico del amor, durante muchos años he admirado el maravilloso arte huichol, he aprendido mucho de la comunidad wixárika, ellos son los guardianes de la tierra, ellos son mensajeros de un espíritu que no podemos comprender porque estamos llenos de mucho ruido que nos impiden realmente sentir ese mundo mágico en el que ellos con su pureza y su arte viven".

En la mesa donde está Alberto se congregan dos de los artistas que pusieron su talento para esta exposición. son los indígenas Anselmo Hernández y Marcos Carrillo, ambos emocionados porque su arte esté a la vista del público.

Mientras Anselmo agradece a los organizadores, Marcos explica la importancia de que sus raíces permanezcan al paso del tiempo y del desarrollo del mundo.

"Queremos mostrar lo que tiene nuestra cultura, nuestros ancestros, tratando de rescatar y mostrarle a nuestros hijos lo que tenemos en el corazón de Jalisco plasmado y que nadie nos puede quitar. Nuestros papás y nuestros abuelos nos dan el consejo de no perder la cultura, la indumentaria y las fiestas ceremoniales".

FRASE:

"Gracias al contacto con el arte podemos ser más empáticos con otras realidades y contactar a otros niveles que tal vez la razón no permitiría", Rubén Albarrán, músico y activista.

Fuente: (informador.com.mx)