Durante el homenaje, el escritor y editor Rafael Pérez Gay, hermano del diplomático, mencionó que horas antes del 26 de mayo había caminado por una de las arboladas del Panteón Francés. "Me seguía una sombra. Busqué dentro de mí y lo supe con una punzada en el estómago: era la orfandad intelectual".

Ciudad de México.- 5 de Junio de 2013.- El Gobierno del Distrito Federal, a través de la Secretaría de Cultura, rindió homenaje póstumo al escritor, traductor, académico y diplomático mexicano José María Pérez Gay, a unos días de su fallecimiento.

Durante el homenaje realizado en el Museo de la Ciudad de México, el escritor y editor Rafael Pérez Gay, hermano del diplomático, mencionó que horas antes del 26 de mayo había caminado por una de las arboladas del Panteón Francés. "Me seguía una sombra. Busqué dentro de mí y lo supe con una punzada en el estómago: era la orfandad intelectual".

"Recordé no tanto al hermano destrozado por la enfermedad, como al intelectual con el cual compartí no pocas aventuras de las letras y el pensamiento", añadió.

Indicó que "cuando les entregaron las cenizas a los hijos de José María Pérez Gay -Pablo y Mariana- sostuvieron la caja de finas maderas que contenían los restos de mi hermano, y Lilia -la viuda atravesaba la urna con la mirada".

"Ahí recordé al joven que viajó a los 21 años a Alemania y que hizo sus primeras armas metafísicas bajo la tutela de un profesor rumano avecindado en México: Tanasescu".

También dijo que durante los años setenta, su hermano José María Pérez Gay dedicó su empeño y dedicación al estudio del psicoanálisis, pues en este tema fincó sus intereses durante mucho tiempo.

En el acto, el escritor Luis Linares Zapata comentó que como todos los seres humanos, "Chema" tuvo también varias épocas de historia en su existencia y cada una de ellas reunió ángulos de su ser interno.

"De sus profundidades y cualidades traería el ánima que llevaría su dilatada memoria, que abarcó sus sufrimientos, pasiones, miedos y profecías", señaló.

En su oportunidad, la escritora Elena Poniatowska comentó que la pasión más grande de José María Pérez Gay fue Andrés Manuel López Obrador, porque sus últimos años de vida, pesares, esperanzas y derrotas, lo hicieron un mejor hombre.

"En sus últimos años Pérez Gay entró a otra realidad a la que ya era sensible, lo digo porque nunca he visto a nadie más afectado por la explosión de San Juanico que "Chema" Pérez Gay, de la que se enteró en París, devoraba las noticias de México, su indignación era la de un padre, volvía y volvía al lugar de la tragedia", dijo Poniatowska.

Por su parte, el periodista y escritor Héctor Aguilar Camín mencionó algunas experiencias y anécdotas que tuvo José María Pérez Gay, describiéndolo con ese sentido único que poseía y que en cada momento mostraba su buen humor.

También Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, destacó la labor de José María Pérez Gay por sus aportaciones a la literatura, pues fue escritor, traductor, académico y diplomático.

Durante la ceremonia se presentó el Cuarteto de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), con la cantante Catalina Pereda y el pianista Sergio Vázquez, para interpretar piezas de Kurt Weill, así como el chelista Vladimir Sagaydo para interpretar obras de Franz Schubert.

Fuente:  (Notimex)