Las presentaciones serán posibles gracias a la invitación de clubes de migrantes interesados en llevar su cultura y raíces a las ciudades donde radican

Ciudad de México.- 29 de Mayo de 2013.- "Cuando nos invitaron la primera vez tripliqué esfuerzos porque pensé, esas puertas o las abro o se cierran, dependiendo de lo que se presente, necesitaba llevar un grupo numeroso para que luciera el espectáculo, sabía que se necesitaba mucho  esfuerzo y recursos, pero algo me decía que valdría la pena”, narró entusiasmado José Alberto Velázquez Campoverde, director fundador del Grupo Folklórico P’urhepecha de la Casa de la Cultura de San Juan Nuevo, Michoacán.
Luego de su primera presentación en Estados Unidos, la agrupación prepara su segunda gira a mediados de junio por varias ciudades de California, gracias a la invitación de clubes de migrantes interesados en llevar su cultura y raíces a las ciudades donde radican.

El director fundador del Grupo Folklórico P’urhepecha relató que en el primer viaje visitó el Centro Cultural Clemente Soto Vélez de la Universidad de Norwich en Vermont y diversas reservaciones indias de Estados Unidos, lo que fue la antesala de una alianza de intercambio cultural entre ambas instituciones y con apoyo del gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), para realizar residencias en comunidades indígenas locales y en algunas ciudades estadounidenses.

Cuenta José Alberto que el primer contacto se dio a través de Facebook con dos grupos de migrantes: San Juan Nuevo y San Felipe de los Herreros de Michoacán, con los que el 18 de agosto del 2012 se organizó el Día del Michoacano y fue como se dio la primera presentación.

Explicó el fundador del  Grupo Folklórico P’urhepecha  que la agrupación se creó en 2005 con el apoyo del profesor Gabriel Anducho Campoverde, director de la Escuela Primaria José María Morelos, de la población de San Juan Nuevo, Parangaricutiro, Michoacán, cuyo plantel sirvió para formar el primer club de danza que dio paso al ingreso de los estudiantes de nivel primaria de todas las escuelas de la zona.

El club de danza se inició con ocho parejas y ahora el grupo es de 90 integrantes divididos en grupos infantil y juvenil, que se han presentado en varios estados de la República: Nuevo León, Querétaro, Jalisco, Zacatecas, en la capital del país, México, D.F. y el estado de Morelos, por mencionar algunos, así como en expo ferias, eventos culturales y fiestas patronales en el interior del estado.

“Este grupo nace por la necesidad de sembrar en los niños y jóvenes el valor de conservar y difundir nuestras costumbres, fiestas y tradiciones que es lo que nos identifica culturalmente como miembros de una comunidad, un pueblo o país”, señaló José Alberto Velázquez Campoverde.

Asimismo destacó que una de las características de la agrupación es que los jóvenes deben mantener excelentes calificaciones, así como un buen comportamiento dentro de la sociedad para poder ser tomados en cuenta para las giras y presentaciones.

“Nuestro compromiso –dijo el fundador de la agrupación– es cambiar la imagen que se tiene de nosotros por allá, de trabajar incansablemente y llevar cada vez mejor calidad, mejor cultura y mejor arte en relación con  el quehacer de nosotros, esa es la responsabilidad de los niños y jóvenes:  terminar su carrera y ser gente de bien para la sociedad".

José Alberto Velázquez Campoverde resaltó que esta gira será un punto de arranque trascendental para abrir las puertas a los artistas latinos radicados en Nueva York, quienes tendrán la oportunidad de visitar las comunidades michoacanas y conocer las tradiciones locales.

De forma paralela, los artistas michoacanos de distintas disciplinas podrán viajar hacia Estados Unidos para interactuar con la cultura de los danzantes de los pueblos originarios de Norteamérica. Serán residencias de creación, logradas mediante estos acuerdos de intercambio para que los artistas puedan proyectar, desarrollar y trabajar en sus nuevos proyectos, enriquecidos por todo este entorno cultural de otros creadores de origen latinoamericano.

“En el caso de quienes hacen música, danza y teatro y que viajan en giras al extranjero existe el compromiso de llevar la esencia cultural, lo que verdaderamente es México, porque los medios de comunicación se han encargado de distorsionar la realidad,  los hijos de migrantes no conocen México y queremos seguir sembrando en la niñez sus raíces”, planteó José Alberto Velázquez Campoverde.

Para la próxima gira, se llevará un programa de una hora de Michoacán Indígena, una hora de baile nacional que ocupará a 42 jóvenes bailarines que viajarán en camión apoyados por los integrantes de los clubes de migrantes que aportan una parte en transporte y la otra parte será patrocinada por las instituciones y por los directores del grupo, así como por los participantes que puedan hacerlo.

Fuente: (CONACULTA)