Reportero Azteca 21

La obra premiada está conformada por un grupo de pianolas, un órgano que reproduce textos, módulos de proyección y escucha de historias contadas con sonidos, una máquina bordadora que escribe secretos codificados, una videoinstalación en la que un escribano refiere lo que le ha sido relatado y un campanario que funciona como reloj biológico.

Ciudad de México.- 24 de Mayo de 2013.- El Festival Ars Electronica otorgó el premio de distinción en la categoría de “arte híbrido” (Hybrid Art) a la artista mexicana Tania Candiani por la exposición Cinco variaciones de circunstancias fónicas y una pausa, que fue exhibida durante el mes de abril en el Laboratorio Arte Alameda del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Las seis obras que integran la exposición, cuya curaduría estuvo a cargo de la investigadora Karla Jasso, fueron comisionadas ex profeso para el Laboratorio Arte Alameda, y una de ellas, Órgano, forma parte de la colección del INBA.

El Festival fue fundado en Linz, Austria, en 1997, y cuenta con un centro de exhibición, un laboratorio de experimentación y el festival que convoca anualmente a científicos, artistas, programadores y técnicos para reflexionar sobre las transformaciones sociales y artísticas originadas por la tecnología. Si bien el énfasis de la tecnología actual está en la comunicación, no menos cierto es que ha modificado las prácticas artísticas y la forma en que estas se perciben.

En treinta años de existencia, Ars Electronica ha acompañado la revolución digital con cuestionamientos y debates sobre los procesos y los productos derivados de la tecnología, no obstante que aún falta generar un conocimiento más amplio y formal del concepto digital.

La obra premiada está conformada por un grupo de pianolas, un órgano que reproduce textos, módulos de proyección y escucha de historias contadas exclusivamente con sonidos, una máquina bordadora que escribe secretos codificados, una videoinstalación en la que un escribano refiere lo que le ha sido relatado por escritores y un campanario que funciona como reloj biológico. Por medio de estas piezas, la artista centra su propuesta plástica en una investigación sobre las máquinas y los instrumentos de reproducción del habla, la narrativa, el argumento, el sonido de la escritura y los sistemas de lectura, hasta llegar a proponer sistemas complejos para la escucha, la confesión y el encriptamiento del lenguaje.