Los perritos prehispánicos de Colima en las expresiones artesanales indígenas se muestran en variadas posiciones y actitudes. Algunos con máscara, otros en parejas y unidos como siameses, otros descansando, otros prontos a cumplir su labor de guía de los espíritus de los fallecidos, pues se les encuentra, en especial, en las famosas “tumbas de tiro”

Colima, México.- 23 de Abril de 2013.- Colimenses y personas que conozcan la entidad podrán enviar sus propuestas de participación al correo electróEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., a más tardar el 5 de mayo de 2013, para esto, deberán detallar el elemento tangible o intangible que se presenta como candidato y opcionalmente podrán acompañar la información con una fotografía.

La convocatoria, emitida por la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado y el Bureau Internacional de Capitales Culturales, busca promover y divulgar el patrimonio cultural del Estado de Colima. Una vez terminado el cierre de propuestas aceptadas, se pondrán a votación de la ciudadanía y los 7 elementos más votados, serán elegidos como Tesoros del Patrimonio Cultural del Estado de Colima, a los que se dará promoción internacional, además de formar parte de la ruta turística de tesoros culturales del mundo.

Los perritos prehispánicos de Colima en las expresiones artesanales indígenas se muestran en variadas posiciones y actitudes. Algunos con máscara, otros en parejas y unidos como siameses, otros descansando, otros prontos a cumplir su labor de guía de los espíritus de los fallecidos, pues se les encuentra, en especial, en las famosas “tumbas de tiro”, o sepulcros prehispánicos, etc.

Los colimenses adoptaron en especial una representación de estos perros. Se trata de los “perros danzarines”, como se les llama popularmente. Existe una escultura de bronce de dos toneladas ?ubicada en el Tercer Anillo Periférico de Colima, cruzando con el camino a Comala?  reproducción del original, una pieza arqueológica resguardada en el Museo de las Culturas de Occidente María Ahumada de Gómez. La obra simboliza la transmisión de conocimientos, pues el perro viejo, el que tiene rayas en todo el cuerpo, emite su sabiduría al joven. La figura doble se reproduce en barro en diferentes tamaños, como artesanía local, convirtiéndose en el “recuerdo” más apreciado por los turistas. El nombre indígena de los perritos es xoloitzcuintle.

Las candidaturas proclamadas hasta ahora para convertirse en uno de los 7 tesoros del Patrimonio Cultural del Estado de Colimason El Teatro Hidalgo de la ciudad de Colima, la Petatera de Villa de Álvarez, el Centro Histórico de Comala y los perritos colimotes.

Mañana se hará pública una nueva candidatura a Tesoro del Patrimonio Cultural de Colima.

Fuente: (CONACULTA)