Bajo la dirección del maestro Salvador Garcini, las actrices Laura Flores, Mónica Sánchez, Karla Buenfil, y Mirta Renée acompañadas de la violonchelista Ina Velasco, Alejandra González Dávila en las percusiones y la voz de Daniela Montero Laguna, dieron lectura al poema publicado por primera vez en 1939.

Ciudad de México.- 14 de Abril de 2013.- Martha Gorostiza no sabía que su padre era poeta hasta que a la edad de 16 años decidió leer Muerte sin fin.

“Le preguntaba a mi padre qué significaba ciertas palabras y a él le daba un poco de risa porque consideraba que era un texto complejo para mi edad, pero con el tiempo, uno puede leerlo, releerlo, escucharlo y es inagotable, siempre descubres cosas nuevas detrás de este poema”.
Para conmemorar el 40 aniversario luctuoso del poeta José Gorostiza y con el apoyo de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, se llevó a cabo Una lectura de Muerte sin fin, la tarde de este domingo 14 de abril en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Bajo la dirección del maestro Salvador Garcini, las actrices Laura Flores, Mónica Sánchez, Karla Buenfil, y Mirta Renée acompañadas de la violonchelista Ina Velasco, Alejandra González Dávila en las percusiones y la voz de Daniela Montero Laguna, dieron lectura al emblemático poema publicado por primera vez en 1939.

Se trató de una propuesta escénica que incluyó movimiento, música y canto, con un fuerte toque femenino, con el fin de mostrar el sentido y la forma de la vida y la creación, incluido en el texto escrito en verso.

Vestidas de negro, portando vestidos y trajes masculinos, las actrices se colocaron frente a atriles dispuestos en un escenario rodeado de rosas blancas y un pez japonés que nadaba en una pequeña pecera.

El maestro Garcini consideró que se trata del poema más extraordinario del siglo XX, el más grande de la literatura en español: Tiene mil lecturas, suena en el hueco del cerebro con diferentes significados, es un poema infinito”.

Martha Gorostiza, destacó que la afición por Muerte sin fin, crece cada vez más: “Hay gente que incluso se lo sabe de memoria, cosa que personalmente aún no he logrado. Me da mucha satisfacción que mi padre fuera recordado por las instituciones y que el Instituto Nacional de Bellas Artes festejara este cuarenta aniversario luctuoso”.

Poeta y escritor, diplomático, promotor cultural y crítico de las artes, José Gorostiza, nació en 1901 en Villahermosa, Tabasco, y murió en la Ciudad de México en 1973.

Muerte sin fin, considerado uno de sus poemas más reconocidos y destacados dentro de la literatura mexicana por su originalidad, renovación y descubrimiento del lenguaje, ha sido admirado y estudiado por diversos intelectuales como Salvador Elizondo, Octavio Paz, Alfonso Reyes y Arturo Cantú, entre otros.

Fuente: (CONACULTA)