Consideramos las corridas como una tradición inserta en la cultura española, tradición que se ha ido extendiendo a otros países apoyada en iconos de la cultura como Ortega y Gasset, Enrique Tierno Galván, García Lorca, Vargas Llosa, Goya, Picasso, Salvador Dalí, Miró, Zuloaga, Roberto Domingo, Benlliure, Sebastián Miranda, Pérez de Ayala…

Madrid, España.- 12 de Febrero de 2013.- El presidente de la Comisión de Cultura del Congreso, Juan Manuel Albendea (PP), ha abierto el turno de intervenciones de la Sesión Plenaria del Congreso de los Diputados para admitir a trámite la ILP que declare la fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural. Albendea basó su discurso en la relación de la tauromaquia con el arte, asegurando al final que el PP está totalmente a favor de esta ILP. Albendea dijo en su intervención: "He de confesarles que mi primer sentimiento es el de la envidia; envidia sana por nuestra vecina Francia que, con menos tradición cultural taurina, nos adelantó hace dos años declarando los espectáculos taurinos como patrimonio cultural inmaterial".

 

"El grupo popular respeta, como no pudiera ser de otra manera, a los detractores de la fiesta de los toros, pero exigimos la misma rotundidad en el respeto para quienes consideramos a las corridas como una tradición inserta en la cultura española, tradición que se ha ido extendiendo a otros países", agregó, citando a iconos de la cultura como Ortega y Gasset, Enrique Tierno Galván, García Lorca, Vargas Llosa, Goya, Picasso, Salvador Dalí, Miró, Zuloaga, Roberto Domingo, Benlliure, Sebastián Miranda, Pérez de Ayala…

"¿Cómo si los toros no fueran un arte, gobiernos de distinto signo político concederían la medalla al mérito de las bellas artes", cuestionó el político, quien, al término de su intervención preguntó de forma retórica: "¿Por qué el Estado no puede declarar la fiesta Bien de Interés Cultural si lo hacen comunidades, ayuntamientos y diputaciones?".

La representante de CiU, Montse Surroca, aseguró que votará en contra porque esta iniciativa pretende recuperar los toros en Cataluña, donde ya el Parlament aprobó su prohibición en esta comunidad. "Lo que se pretende con esta ILP es anular una decisión aprobada por el Parlament de Catalunya, pasando el rodillo de la mayoría absoluta del gobierno y ejerciendo competencias que no corresponden al estado". Además, afirmó que los toros son un "acontecimiento que en vez de aunar consensos, divide nuestra sociedad y cuya prioridad es más que cuestionable en la situación de crisis que nos encontramos".

Albendea replicó a Montse Surroca asegurando que estaba en desacuerdo porque esta ILP no va dirigida únicamente a devolver los toros a Cataluña, "de hecho, ni he nombrado a Cataluña en mi intervención". Albendea afirmó que la diputada Surroca vio una corrida de toros en Sevilla junto a él el año pasado. "Me ha decepcionado usted. Desde que se sentó usted conmigo en la Mestranza creí que se había cambiado, pero fue mala corrida. Yo no he hablado nada pero nada de Cataluña. Siento envidia por Francia, que lo ha declarado a nivel Nacional. Aquí estamos haciéndolo ahora". En cuanto a la alusión sobre la crisis y los toros, le contestó que abundaría en la crisis suprimir una fuente de riqueza.

Carlos Casmiro, representante de Unión del Pueblo Navarro, UPN, aseguró que su grupo apoyará esta ILP porque todos los navarros se sienten identificados con la Fiesta de los toros. "Gracias a los criadores del toro bravo por cuidar con tanto mimo de ese animal y gracias a los toreros y matadores. En Navarra, los toros tienen muchos aficionados. Es una Fiesta del pueblo, que nace del pueblo y se vive en comunidad sin etiquetas partidistas. Produce distensión, alegría y humanidad. La fiesta del toro es un momento, una excusa para disfrutar de lo mejor de nuestras tradiciones. Me embarga cierta sensación de vergüenza cuando nuestra vecina Francia u otros países de América latina en vez de limitar o prohibir ponen en valor la dimensión cultural de la Fiesta. Además de instrumento cultural es un potencial en la economía del turismo". Concluyó nombrando al ganadero Miguel Reta, alguien muy importante en la Fiesta de los toros en Navarra.

Alfred Bosch, de ERC, se postuló en contra de los toros, en un discurso totalmente antitaurino: "Hoy es un día triste, que pasará a la historia por pretender torear a España, a los españoles y a la opinión internacional", acusó al PP, preguntándoles: "¿Se dan cuenta de que el único punto de su programa electoral que acabarán cumpliendo es el de apoyar el toreo?". Bosch tildó a la tauromaquia de "fiesta sádica" y dijo, en español, catalán e inglés: "Nunca volverán los toros a Cataluña. Jamás. Eso ya es historia".

Joseba Agirretxea (PNV) aseguró que su partido votará en contra porque, "las comunidades autónomas tienen competencia para legislar y no hace falta que un estado venga a velar por la Fiesta". "El de hoy es un debate trufado. Se trata de una iniciativa impositiva, centralista y centralizadora. Se trata de incapacitar a las comunidades para prohibir, de imposibilitar decir "toros no", eso es lo que se busca. Mi grupo parlamentario vota en contra por una cuestión de engaño, consideramos que las comunidades autónomas tienen competencia plena para decidir en este ámbito y que los criterios que se utilizan para sacar adelante la ILP son muy discutibles".

Toni Cantó, diputado de UPyD, afirmó en su intervención que "estamos a favor de los toros, pero no usemos a los toros para enfrentarnos, para hacer política". Entre otras cosas, añadió: "Tengo la sensación de que la fiesta de los toros no atraviesa su mejor momento, pero dejemos que sea el propio mercado el que decida si debe seguir o no". El diputado se mostró abierto a "debatir" e instó a sus señorías a huir de la "hipocresía" en clara alusión a la demagogia antitaurina detectada en el Congreso. Concluyó diciendo: "No estamos de acuerdo con la prohibición, pero tampoco con la subvención".

Chesús Yuste, miembro de la Chunta Aragonesista y representante del Grupo Izquierda Plural -que votará en contra-, señaló: "Se busca una inyección de dinero público para matar toros" matizando que la tauromaquia "está en decadencia" y que la ILP genera una "invasión de competencias autonómicas".

José Andrés Torres Mora (PSOE), explicó que su grupo se abstendrá en la votación porque no es algo prioritario en la coyuntura actual del país, en un discurso ambiguo en el que no se posicionó ni a favor ni en contra de la tauromaquia. "A la mayoría de los españoles no les gustan los toros pero tampoco las prohibiciones". Argumentó que el pueblo español es muy distinto y diverso y que, precisamente, esas diferencias son las que le une. Según Torres Mora, en su grupo hay gente a favor y en contra de los toros, y por eso se abstienen. El toreo no necesita que lo legislen; "lo que está bien hay que dejarlo estar", añadiendo: "El PP usa el debate de los toros para desviar la atención sobre los desahucios. Los toros son cultura, lo que no está tan claro es que sea bueno convertirlos en política".

Fuente: (aplausos.es)