Detalles que destacan son petates, metates, molcajetes, fruta, pescados, canastas y chiquihuites. El baile del guajolote es otras de las representaciones que podrá ser contemplada; también hay coheteros con sus fuegos pirotécnicos, llamados “castillos” y “toritos”.

Toluca, Estado de México.- 21 de Diciembre de 2012.- El Instituto Mexiquense de Cultura (IMC) inauguró el nacimiento Si el niño Jesús hubiera nacido en…, de Amparo Molotla Xolalpa, en el Museo del Centro Cultural Mexiquense Bicentenario (CCMB).

 

Este tipo de expresiones artísticas tienen la intención de difundir entre la población las tradiciones mexicanas. El “nacimiento” de Molotla Xolalpa se conforma por más de 300 piezas elaboradas a detalle con hojas de maíz (totomochtli) y su vestimenta es alusiva a los originarios.

En este “nacimiento” “podremos apreciar el alumbramiento del niño Jesús entre rituales y danzas tradicionales; en las figuras decorativas encontraremos un tapete de flores, sin faltar los músicos en el kiosco y, junto a estos, piezas representando el jarabe tapatío; se verán distintas danzas antiguas como la azteca de Tenochtitlan; la de los Paxtles, donde los danzantes cubrían sus cuerpos con heno natural, la de los Arcos o de las Flores de Coatepec Ixtapaluca y la de la Piña proveniente del estado de Oaxaca”, dijo la expositora.

Si el niño Jesús hubiera nacido en… México, en los alrededores del establo donde nació encontraríamos un tianguis donde se realiza el trueque, vendedores que acuden a conocerlo, como globeros y vendedores de petates; no podían faltar los alfareros con sus ollas, cazuelas y jarros de barro.

Otros detalles que decoran la muestra son petates, metates, molcajetes, fruta, pescados, canastas y chiquihuites. El baile del guajolote es otras de las representaciones que podrá ser contemplada;como buenos mexicanos, también hay coheteros con sus fuegos pirotécnicos, llamados “castillos” y “toritos”.

Es preciso recordar, en el caso del nacimiento, se considera a San Francisco de Asís el creador, pues en 1223 quiso celebrar una Noche Buena en la que se reviviera el recuerdo de Jesús nacido en Belén y lo construyó con ayuda de algunos clérigos.

Esa tradición llegó a nuestro país, a través del clero, como una forma de evangelización. Fray Pedro de Gante fue el primero en introducirlo en Texcoco.

El Centro Cultural Mexiquense Bicentenario se encuentra ubicado en km. 14.3 Carretera Federal México -Los Reyes la Paz - Texcoco esq. Camino a San Miguel Coatlinchán Texcoco, Estado de México.

 

Consulta estas y otras actividades en http://ccmbicentenario.wordpress.com. Teléfono 01 595 95 20320.

Fuente: (CONECULTA)