Por: Ricardo Zermeño

Con mi saludo semanal y los mejores deseos, va la entrega del deporte convertido en arte y donde la charrería sigue adelante, dejando a ustedes que nos dispensan con su lectura, esta columna del Más Mexicano de los Deportes.

Estamos, vivimos y gozaremos el mes más colorido del año, porque la charrería está de manteles largos. Y no es para menos, es el mes de la Patria y de que recordemos que la charrería es mucho más que eso, una tradición, historia y algo que representa a México en el mundo.

Al mirar los anales de la historia, tenemos que hace 86 años (1931) el entonces presidente de México, Ing. Pascual José Rodrigo Gabriel Ortiz Rubio, designó el 14 de septiembre como el Día del Charro y dos años más tarde el General Abelardo L. Rodríguez emite el decreto presidencial de darle a la charrería el título de único Deporte Nacional.

La charrería es familiar, una disciplina convertida en arte y que nos legó muchos valores, amén de la unidad que debe preservarse.

Festejos van y festejos vienen, pero no debemos olvidar que esta apasionante disciplina, vale mucho y que tradiciones tan nuestras deben seguir adelante, a pesar de los pesares.

Este 14 de septiembre, como cada año, a gozar y en grande el Día del Charro. Fiesta en muchos rincones de nuestro México, lindo y querido, así como en algunas partes de Allende las Fronteras.

El Día del Charro, lo mismo en Jalisco que en Hidalgo, Veracruz, Chiapas, Estado de México, Nayarit, Chihuahua, Tabasco, Yucatán, Colima, Guanajuato, Michoacán, Querétaro o Puebla, así como en otras Entidades federativas, pero ese día sí nunca se olvida.

Y qué decir en la Unión Americana, aunque no el mero día 14 pero sí para el fin de semana más próximo. No olvidar que el 16 la charrería estará en el desfile patrio en la capital del país y donde nuestro deporte tiene un lugar muy especial.

Finalmente, recordar que el año pasado, en Guadalajara, se logró el Récord Guinness de casi dos mil 450 sombreros charros y que pertenecía a Canadá con dos mil 106. Hace cuatro años hubo otra marca, el Guinness con más de 100 escaramuzas también en la Perla de Occidente.

Hasta la próxima columna, si mi Dios tan Charro no lo remedia… 

Comentarios al columnista: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.