Home Por la Espiral AMLO y la economía de mercado
Por la Espiral - February 5, 2019

AMLO y la economía de mercado

El político español, presidente de Cantabria me recibe en entrevista exclusiva entusiasmado por su amor por México, un país al que ha visitado varias veces “y volvería muchas más”.

            Revilla, de 76 años, perfila  su cuarta reelección (ha sido presidente en tres legislaturas coaligado con los socialistas y vicepresidente en  dos ocasiones gracias a un pacto con los populares) se autodefine como un socialdemócrata.

            “El país que yo más quiero después de España es México jama he viajado a ningún país  que no hable español porque yo no hablo inglés, a mí me dicen por qué no llevas un intérprete, pero no, yo necesito acompasar la voz con los gestos. En toda mi vida he salido de España solamente en siete ocasiones: una a Cuba, otra a Costa Rica y cinco a México”, confiesa Revilla una tarde de sábado en familia.

            En los últimos meses su figura ha provocado un interés inusitado en tierras aztecas, desde que saltaron fotografías, videos y mensajes en las redes sociales en “La Chingada”, el refugio en Palenque  propiedad del presidente López Obrador y de su esposa Beatriz.

            Fueron tres días como huésped de honor, junto con Jeremy Corbyn, presidente del Partido Laborista inglés y el cantautor cubano Silvio Rodríguez, previos a la toma de posesión el 1 de diciembre de López Obrador como presidente de México.

            “Tengo buenos recuerdos fue una grata experiencia, nosotros estuvimos… yo, Corbyn, Silvio y AMLO aislados con los móviles apagados discutiendo entre nosotros y hablando del futuro de la Humanidad. ¡Qué grupo! Yo estuve hablando con Silvio (siendo admirador de Fidel Castro) de que Cuba no iba bien… por encima de todo, de nuestras discrepancias siempre encontramos puntos de unidad eso es muy importante”, añade jocoso.

            Le pido que platique cómo comenzó su amistad con el mandatario mexicano: “En una ocasión  empecé a leer la trayectoria de un luchador en contra de los grandes poderes, de los grandes fenómenos mediáticos, y que había ganado y le habían quitado las elecciones  y  que seguía adelante. Y, yo, en pequeña escala me veía reflejado”.

Para mí, refiere Revilla,  él tiene una virtud  que es la honradez: “AMLO lleva una vida austera así es que me empeñé en conocerlo, yo le enviaba cartas, libros míos pero no había respuesta hasta que le pedí a un amigo español en México que me ayudase a contactarlo… y es que no había manera de llegar a él porque ni siquiera tiene móvil”.

            Respecto de quién intermedió, Revilla me dice que el contacto fue a través de Yeidckol Polevnsky, que es la presidenta de MORENA, “de hecho un hermano mío llegó a salir con ella.”

Le pregunto al presidente cántabro si son amigos inseparables, si tiene al mandatario de México en su  Watsapp: “No, a quien tengo es a su esposa doña Beatriz… y sí ya hay una amistad sólida, hablo con él cada semana; al día siguiente de las elecciones en México,  ante el agobio que se organizó en el domicilio donde él vive, Beatriz nos envió un mensaje para ver si la podíamos acoger unos días a ella y a su hijo Jesús Ernesto, lo hicimos encantados ella se lleva muy bien con mi mujer Aurora”.

Y de qué habla con él, ¿lo aconseja? En voz de Revilla: “Sí, que sobre todo garantizase la economía de mercado, para mí está para quedarse, únicamente debe tener correcciones, pero hoy está demostrado que las doctrinas comunistas ya se acabaron, no tienen vuelta de hoja; y  el capitalismo feroz  que  representa Trump también fracasó ya en la época de  1930 con la crisis”.

“Tiene que haber un sistema que conservando la libertad de mercado permita al gobierno actuar en educación y en sanidad  para atender a la gente; es decir, una socialdemocracia, y eso le viene bien a México.”

Y continúa inspirado: “Le he dicho que no le meta miedo a la gente, a los empresarios, hay que decir que no va a quitarle nada a nadie, con que la gente pague sus impuestos y aplicar las normas para quien se salga de la ley; y contra la corrupción ser  implacables. México es un país inmensamente rico no puede ser que el 50% de su población esté en el umbral de la pobreza por tanta corrupción”.

A él y a mí, nos unen dos cosas, defiende Revilla: “Lo que he oído de él no se justifica, hay quienes lo acusan de ser un chavista o un castrista y no hay nada de eso; no es un hombre de medidas radicales ni hay que tenerle miedo. Eso sí todos me reconocen su honradez, AMLO es un hombre íntegro y para mí son condiciones para un político y por supuesto, que es un luchador”.

Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *