Home Por la Espiral México y España: manteles largos
Por la Espiral - June 29, 2015

México y España: manteles largos

Se trata de dos jóvenes democracias, una más novel que la otra y de dos economías que no siempre han vivido el lado más boyante del ciclo expansivo.

Ambos países inclusive han probado la amarga medicina para la recuperación que pasa por incrementar los impuesto, crear otros nuevos y desaparecer exenciones; recortar el gasto, controlar el déficit y pedirle a la población un mayor sacrificio.

Pero además  de estas vicisitudes y de un tronco común vertebrado en la forma de ser del mexicano y  de su quehacer en la Administración Pública con un esquema de piramidación clientelar en la corrupción. Son dos países, México y España, amigos en las buenas y hermanos en las malas. 

Así  lo hizo el capital ibérico a partir de la década de los noventa comprando, coinvirtiendo e invirtiendo en territorio azteca en momentos que hasta el empresariado estadounidense dudó de la capacidad de recuperación de la economía mexicana luego del  batacazo de finales de diciembre de 1994 y toda la ristra de nefastas consecuencias.

Y ha sucedido a la inversa con el capital mexicano entrando al rescate  de empresas tan poderosas como Fomento de Construcciones y Contratas, S.A (FCC).

Ha sido Slim, con la adquisición del 25.6% de las acciones,  además de un programa de reajuste y saneamiento de la constructora en la que se ha fijado como meta prioritaria la reducción del endeudamiento (5 mil millones de euros) lo que ha devuelto la confianza en la empresa.

Slim tiene una cualidad “es el Rey Midas”. FCC reportó beneficios por vez primera en el trimestre pasado tras tres años en números rojos. Y es que Slim no funge nada más como inversor, se involucra y con él su amplia  agenda de contactos de primer nivel para hacer negocios. 

Digamos que el multimillonario mexicano, la segunda fortuna del mundo después de Gates, es la punta del iceberg en España dado que una buena parte de los grandes capitales aztecas están rescatando negocios españoles. Favor con favor se paga. 

Recientemente, en la pasada reunión del Consejo de Administración de FCC a la que no asistió el ingeniero, Esther Alcolcer Koplowitz, presidenta del grupo tuvo un gesto de afecto hacia Slim al definirlo como “el mejor compañero de viaje”, un hombre que aporta mucho más que dinero “solidez, confianza y una gran calidad humana”.

La palabra que más define a un mexicano fuera de su patria es precisamente su calidad humana, la misma que hace unos días refrendó Antonio del Valle el banquero que alguna vez fue dueño de Bital pero que en la actualidad posee una serie de negocios en el sector químico y petroquímico con Mexichem; y es dueño del 6% del Banco Popular.

Recientemente dijo ante un cónclave de hombres de negocios españoles en Madrid “vamos a unir esfuerzos, estamos ante una época dorada y México y España deben acercarse más que nunca a fin de aportarnos y retroalimentarnos”.

 Si México, dijo el también dueño de BX+, necesita construir más infraestructura pero le hace falta empresas  constructoras y en cambio “nos sobra cemento pues unamos sinergias”. 

A COLACIÓN

Business is business y esta será precisamente la motivación fundamental que ha llevado a los Reyes de España a su primera visita oficial, de Estado,  en suelo mexicano. Serán tres días de agenda y reuniones del Rey Felipe VI con la crema y nata del empresariado azteca. 

España requiere de mayor inversión de capital, de salvar de la quiebra a una parte de las empresas de renombre que están diseminadas en diversos sectores y que arrastran graves problemas. Muchas están en el rubro de la perfumería y la cosmética; otras en el ocio y unas  más son marcas reconocidas de ropa para caballero y mujer; etc.

No conozco un sector que no requiera de dinero, de liquidez, de un socio estratégico que le ayude a sanearse y a dar el tirón. Recientemente me contactaron para ver si yo conocía a algún compatriota interesado en invertir en un negocio de helicópteros.

Así es que la visita del monarca español  es táctica  y también vinculante al ánimo del afecto y cariño que mexicanos y españoles se profesan. El presidente Enrique Peña Nieto le recibirá  a pesar de la reciente operación de vesícula a fin de cumplir con los tres días de protocolo.

Serán días de reuniones y convites, por ejemplo, con un importante grupo representante de los 77 mil españoles que viven en México un número que triplica a los mexicanos residentes en el país ibérico; pero que además irá en aumento por la cantidad de españoles que se están buscando la vida en la geografía patria. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *