Home Por la Espiral ¿Cumbres borrascosas?
Por la Espiral - June 12, 2015

¿Cumbres borrascosas?

A pesar de la superioridad económica de la UE,  de contar con baremos sociales sobresalientes y puntuar de mejor forma en diversas variables del desarrollo, nunca como ahora las economías europeas ven en el conglomerado latinoamericano la conveniencia de expandir su área de negocio más allá de las fauces transoceánicas.
    Sería un pecado imperdonable dejar que China se apoderase de la región un comportamiento que apunta maneras dado que cada vez más la economía asiática figura como inversionista clave en América Latina; desde luego su potencial comercial lo conocemos de sobra. Pero el dragón rojo se apresta a disputarle el liderazgo tanto a Estados Unidos como a la UE en su tradicional bastión.
    Sea lo que sea y se diga lo que se diga  con todo y los crecimientos erráticos,     América Latina sigue siendo un caleidoscopio relevante en la medida que su clase media ensancha implica una mayor demanda por bienes, mercancías y servicios. Y en este momento para las europeos representa un oasis en el medio del desierto.
    Como bien sabemos tanto el comercio como  la inversión son dos pivotes fundamentales en los mecanismos de crecimiento de una economía, desde mediados de 1990 la UE ha desembarcado en la región a través  de  inversiones, coinversiones y comercio que diversas economías europeas han entablado con otras latinoamericanas.
    Hay un potencial enciernes. De hecho, en la más reciente Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat) los legisladores participantes tanto europeos, como latinos, intentaron  allanar un poco el sendero para la II Cumbre UE-CELAC.
    En el seno de EuroLat se abordaron cuestiones relacionadas con el cambio climático, los derechos humanos, los presos políticos, el narcotráfico, la inseguridad y la violencia; y el relanzamiento o en su caso ratificación de los diversos acuerdos que están en el aire como el  Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica.
    En el renglón del calentamiento global se hizo especial énfasis en la urgente e inmediata necesidad de que los países adopten serios compromisos de controlar tanto su huella ecológica, sus emisiones y residuos con la finalidad de que se permita mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados.
    En derechos humanos e inseguridad, los  parlamentarios participantes discutieron de Colombia,  Cuba y  Venezuela país este último convertido  en un monolito sedicente que dejó el debate confrontado a tal grado que obviaron recomendaciones específicas para el gobierno de Nicolás Maduro.
     Y lo que me deja perpleja es que no hubo siquiera una sola mención para el caso de México sus derechos humanos, sus presos políticos, sus jóvenes desaparecidos, la trata de personas, el secuestro y la tortura. Para caerse de sentón.
A COLACIÓN
    Es obvio que no se pretendió importunar a uno de sus huéspedes distinguidos: el presidente Enrique Peña Nieto que además de  participar  en la mencionada cita tiene hoy viernes 12 de junio su protagonismo en solitario al celebrarse la VII Cumbre UE-México.
    Es muy bonito tener arreglos en el  papel, empero, en la realidad depender de la economía estadounidense; desde hace tiempo  se viene advirtiendo la necesidad de que el país azteca aproveche toda la amplia serie de acuerdos y tratados tanto de libre comercio como de asociación.
    En el caso de la UE, el conglomerado es el primer inversor en la región latina y en la particularidad de México se trata del segundo socio inversionista.  Con el nuevo acercamiento para reforzar los lazos y honrar los compromisos los europeos pretenden convertirse en contrapeso de la avanzada china.
    Nos guste o no está aconteciendo un cambio en el liderazgo económico a nivel global, China va posicionándose lo empezó haciendo comercialmente hablando y cada vez se apoderará de más roles  hasta que complete el esplendor de su hegemonía.
    Y México debe ser un jugador inteligente tanto con los chinos como con los europeos y los americanos. Es increíble que en España, el café que domina el mercado de consumo doméstico sea el colombiano y sudafricano;   el grano mexicano no figura.
    Ni aguacates, ni plátanos, ni otras frutas o cítricos ni mercancía  con valor agregado que forman parte del “Made in México”. El país azteca tiene que asegurarse nichos dentro de sus acuerdos rimbombantes para que en efecto redunden en oportunidades de internacionalización para sus productores y empresarios de todos los tamaños. Por no obviar que debe priorizar el respeto a la propiedad intelectual, los derechos de autor y la denominación de origen.
    Ahora mismo en el ambiente europeo flotan las discusiones acerca del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea (TTIP por sus siglas en inglés) que, de concretarse, este año implicaría una táctica de guerra comercial contra China y que podría dejar a las economías emergentes en función todavía más satelital lo cual no es nada bueno.   Pero para  eso está el acudir a las cumbres para ser un jugador inteligente y negociar cláusulas evitar que se conviertan en meros encuentros de papel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *