Home Cocina Mexicana El Centro Comunitario Ex-Convento de Culhuacán, alberga esta semana el III Festival de Chiles, Salsas y Molcajetes
Cocina Mexicana - May 29, 2015

El Centro Comunitario Ex-Convento de Culhuacán, alberga esta semana el III Festival de Chiles, Salsas y Molcajetes

Amazonas y de ahí salió al mar por medio de las aves que son portadoras de las semillas”, aseguró Ana María Velasco Lozano, etnohistoriadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y especialista en recursos alimenticios de la Cuenca de México.

Desde tiempos prehispánicos, este fruto picante era usado como condimento, estimulante, medicina y hasta como castigo, como puede apreciarse en el Códice Mendocino, donde aparece un padre castigando a su hijo dándole a oler el humo de varios chiles que están al fuego, refiere la investigadora.

Se observa también en el Códice Florentino, en la representación de la fiesta mexica Huey Tozoztli, dedicada a Chicomecóatl, diosa de los mantenimientos; a sus pies pueden apreciarse dos mazorcas de maíz y tres personas cargando cajas de petate con ofrendas, una de ellas llena de chiles.

En cuanto a la antigüedad de esta planta, las primeras semillas cultivadas datan de hace más o menos siete mil años, y fueron encontradas en cuevas de Tehuacán, Puebla. La arqueóloga Rosa María Reina y el biólogo Lauro González Quintero, ambos investigadores del INAH, encontraron en Cuautitlán silos con simiente de esta planta, que data de hace dos mil 950 años.

Cuando Cristóbal Colón salió hacia la India a buscar especias (pimienta, clavo y canela), se topó con un continente y en él con un saborizante: el chile. En el Caribe lo llamaban ají, y los españoles le pusieron “pimienta de las Indias”, por error, ya que creían haber llegado a la India.

En su libro Cocina mexicana o Historia gastronómica de la Ciudad de México, Salvador Novo decía que “cuando los ingleses y los yanquis hablan de ‘pepper’, los italianos de ‘pepperone’ y los franceses de ‘piment’, lo que estas palabras tan próximas a la pimienta describen es, aunque hipertrofiado y ya insulso y manso, nuestro chile”.

Presente en la mesa como parte del sistema alimentario mexicano, lo especial de este fruto —junto al maíz, frijol, amaranto, chía, calabaza y algunos agaves— es que se usa como especia e ingrediente para dar sabor a la comida, refiere Ana María Velasco, cuya tesis de maestría fueRecursos alimenticios de la Cuenca de México.

Para mantener viva esta tradición culinaria, el Centro Comunitario Ex Convento de Culhuacán, del INAH, del 27 al 31 de mayo llevará a cabo el Tercer Festival de chiles, salsas y molcajetes, en coordinación con el patronato de la Feria de la enchilada, donde habrá exposición de chiles y molcajetes, talleres gastronómicos, conferencias, artesanías, talleres, eventos culturales y musicales. 

Durante la inauguración se preparará una salsa en un molcajete gigante que los asistentes podrán degustar.

El Ex-Convento de Culhuacán, del INAH, está ubicado en Morelos 10, colonia Culhuacán, delegación Iztapalapa. La entrada es libre, de 9:00 a 18:00 horas. Informes al teléfono 4040-5500, extensión 413506, o en milpa.2010@gmail.com.

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *