Home Por la Espiral Destino España
Por la Espiral - January 29, 2015

Destino España

Son números de escándalo: nueve mil empresas  de 165 países y regiones;  ciento veinte mil participantes profesionales y casi cien mil personas de público no profesional.  Además de 7 mil 300 periodistas de todas partes del orbe.

Este año el cónclave turístico será celebrado del 28 de enero al 1 de febrero y estará muy abocado a destacar el placer de visitar países por el mero gusto de su gastronomía.
Bastante orientado para quienes llevan tiempo con la valija a cuestas y han hecho de viajar todo un hábito de tal suerte que pueden permitirse el retornar sine die a los lugares con los que han hecho click y pretenden adentrarse en ellos desde distintas ópticas; una de las cuales es a través del arte del buen beber y buen comer.
En este sentido España está de plácemes porque se rompieron todos los pronósticos. En el verano pasado quedaron registrados 31 millones de llegadas de turistas entre julio y septiembre, un 6.9% más, y el máximo registro del período de los nueve primeros meses, con 52.4 millones de turistas, un 7.4% más.
Para el último trimestre del año, el gobierno calculaba concluir 2014 con 62 millones de turistas, pero a pesar de lo maltrecha que sigue aún la economía europea y que el euro es mucho más caro que el dólar para los latinoamericanos, muy a pesar de ello, España recibió 64.99 millones de turistas.
Récord histórico, un bálsamo para la Balanza de Pagos, una enorme bocanada de oxígeno que impulsa hacia arriba el PIB ibérico y que además,  aminora la situación del déficit de la balanza comercial.
Siempre subrayaré que hay dos patas gruesas que han sido soporte del país ibérico para no  decaer más dentro del maremágnum de la crisis económica que parece dejarse en el pasado: 1) El turismo, su férreo posicionamiento en el gusto de los ciudadanos globales. 2) La internacionalización de las multinacionales españolas, al colocar sus activos en una diversificación geoestratégica esta cesta ha permitido contener las pérdidas internas.
España es para muchos países latinoamericanos la hoja de ruta que seguir en ambos sentidos, tanto para catapultar “la industria sin chimeneas” como para  la salida al exterior de las empresas.
Con la cifra de casi 65 millones de turistas, un 7.1% más respecto del año inmediato anterior, el país ibérico refrenda el tercer sitio que recuperó desde 2013 cuando desbancó a China a la cuarta posición. Con lo cual el ranking sigue así: 1) Francia. 2) Estados Unidos. 3) España. 4) China.
Éste es el panorama.  Y si el euro sostiene su tendencia  hacia la paridad con el dólar ello abaratará la euro moneda y permitirá que más gente se desplace sobre todo desde Estados Unidos y América Latina.
2015 tiene mejores expectativas para la industria turística en general, ya lo dijo Taleb Rifai, presidente de la Organización Mundial del Turismo (OMT) al afirmar que el año pasado, al menos de enero hasta octubre, el turismo global creció 5% respecto de igual lapso de 2013.
A COLACIÓN
No hay ni recelo, ni envidia por las cifras españolas. Lo que sí existe es respeto hacia la forma en cómo  han gestionado su política turística dado que han sabido explotar la imagen de su país ya sea en tiempos de Franco, con ETA o sin ETA.
México, año con año, ve alejarse cada vez más la meta de ubicarse en los primerísimos sitios por volumen de turistas y por divisas obtenidas. Se ha pagado muy caro los años de retraso en las infraestructuras, en la modernización del país.
El turismo no es únicamente ofrecer restaurantes, bares y cuartos de hotel o playas privadas, es un todo, un conjunto de variables que permitan sentir confort, placer, seguridad, facilidades   y confianza.  En esta actividad de ocio hay de todo desde el viajero de mochila que busca los precios más baratos y los mayores chollos hasta el paseante más selecto.
Hace algunos meses atrás le pregunté a Claudia Ruiz Massieu, titular de la Secretaría de Turismo, qué se podía aprender del caso español a lo que ella respondió: “España es nuestro segundo mercado europeo, le hemos aprendido mucho y con los empresarios turísticos españoles, existe una muy buena relación, son de los mayores inversionistas en México en el sector, tenemos una agenda de cooperación muy robusta con el Ministerio de Transporte, Energía y Turismo de España y buscamos compartir experiencias, identificar mejores prácticas, por ejemplo, nos ha interesado mucho la estrategia de España de reconversión de destinos maduros que se desarrolló en Canarias.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *