Home Inolvidables El arquitecto mexicano de origen español Félix Candela es recordado por sus innovadoras estructuras de hormigón armado
Inolvidables - January 28, 2015

El arquitecto mexicano de origen español Félix Candela es recordado por sus innovadoras estructuras de hormigón armado

Félix Candela Outeriño nació el 27 de enero de 1910, en Madrid, España, y fue el mayor de los tres hijos que tuvo el matrimonio entre Félix Candela Magro y Julia Outeriño Echeverría.

Desde niño destacó en actividades deportivas como el atletismo, el esquí alpino y el rugby, además mostró cierta facilidad para los estudios, con una atracción particular por las ciencias exactas.

Su padre, comerciante madrileño, dueño de una zapatería en la Calle Mayor, falleció en 1929, año en el que Félix ingresó a la Escuela de Arquitectura de Madrid, donde fue ayudante en la materia de Resistencia de Materiales y secretario de la Federación Universitaria Escolar.

Después de titularse en 1935, obtuvo una beca para estudiar en Alemania, pero al desencadenarse la Guerra Civil Española, Candela fue nombrado capitán de ingenieros del lado republicano. Según el portal noticias.arq.com.mx, Candela fue trasladado a un campo de concentración francés, donde estuvo recluido durante cuatro meses antes de ser acogido por México en el exilio.

Su biografía publicada en la Revista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indica que Candela desembarcó en Veracruz el 13 de junio de 1939, y al mes siguiente ya estaba trabajando como jefe de obras de la colonia Agrícola Santa Clara en Chihuahua, un experimento emprendido por el Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles (SERE) que fracasó al año de iniciado.

De 1942 a 1946 trabajó en la empresa Vías y Obras participando en la realización de diversas obras en Veracruz, Morelos y Distrito Federal.

Consiguió, en 1945, traer a su madre y a sus hermanos Julia y Antonio, con quien montó un despacho con el que construyeron algunos proyectos para el empresario hispano Miguel Gómez Lavín.

En 1941 adquirió la ciudadanía mexicana. En Acapulco comenzó su verdadera carrera como arquitecto con el diseño de algunas casas y hoteles. En 1950 fundó con los también arquitectos hermanos Fernando Fernández Rangel y Raúl Fernández Rangel la empresa constructora Cubiertas Ala. En 1953 recibió una cátedra en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También ese año salen de la empresa los hermanos Fernández Range, quedando sólo su hermano Antonio. La empresa perdurará hasta 1976, aunque Félix la deja en manos de su hermano en 1969. Durante los 20 años que duró, se elaboraron 1439 proyectos de los que se realizaron 896. La mayoría fueron de tipo industrial, como la estructura en forma de paraguas cuadrado de cemento con el caño de agua de lluvia en la columna central, que proliferan por aparcamientos, gasolineras y, en general, cualquier espacio que requiera de una cubierta ligera, barata, resistente y que ocupe poco espacio en el suelo.

Variantes de estas estructuras (paraboloide hiperbólico), se utilizaron en iglesias, donde proporcionan un gran espacio despejado para el culto. El punto culminante de la empresa es la edificación del Palacio de los Deportes para la Olimpiada de México 1968.

Candela, basado en el racionalismo, y teniendo como precedente las estructuras de Pier Luigi Nervi en el Palacio de los Deportes de Roma (hecho para los Juegos Olímpicos de Roma 1960), ideó la cúpula del palacio en su afamada solución estructural de cascarones de concreto, basados en su paradigma del paraboloide. Sustituyó para cubrir el área del palacio el concreto por el cobre. La intención de esta y otras estructuras de Candela es la cobertura de grandes superficies con materiales de grosores livianos y libres de columnas.

Después de 18 años dictando cátedra en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM, el arquitecto aceptó la oferta de la Universidad de Illinois, para incorporarse a su planta docente como profesor de tiempo completo, por lo que se mudó a Chicago, Estados Unidos.

Candela es una de las figuras fundamentales de la arquitectura del siglo XX en cuanto al desarrollo de nuevas formas estructurales de hormigón armado se refiere. Su mayor aportación a la arquitectura fue la creación de estructuras en forma de cascarón, como la realizada en el Restaurante “Los Manantiales” en Xochimilco y para el laboratorio de Rayos Cósmicos en la Ciudad Universitaria de México, entre muchas otras obras

Tambén fue autor de los Almacenes de las Aduanas de Pantaco, y la cúpula elíptica que cubre el gran salón del Centro Gallego de México.

Féliz Candela murió el 7 de diciembre de 1997 en Estados Unidos, a los 86 años de edad, pero su obra prevalece.

Con información del (informador.com.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *