Columnista Invitado - December 2, 2014

Cómo tomé

estúpidos tontos viajes
al que iluso me embarcaba
y de mi ser desterraba
la vergüenza y sus encajes.

¡Pecado de Juventud!
me digo hora ya viejo,
y al mirarme en el espejo
me digo acá en la quietud
¡Adiós dije a mi salud!
mientras tomaba de todo,
acomodándome al modo
de otros como yo, borrachos,
presumiendo de muy machos
chacualeando el mismo lodo.

¡Si señor! No me arrepiento
más como antes, ya no tomo,
ya dejé de ser el mono
que volviéndome jumento,
siempre salía con el cuento,
-¡ La última y ya me voy!
la del estribo, pues hoy
nada más con ésta tengo,
pero me sentía hasta rengo.
¡Ya ese borracho, no soy!

http://don-art.blogspot.mx/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *