Home Por la Espiral Tecnología china para tren mexicano
Por la Espiral - October 20, 2014

Tecnología china para tren mexicano

Sorprende sí con todo la experiencia de ingenieros franceses y españoles y la tecnología en ambos países en materia de locomoción que el gobierno mexicano eligiera una empresa china.
A lo largo de estos días nos enteramos que Railway Construction Corporation (CRCC) logró el visto bueno con su proyecto para el tren México-Querétaro y que además acude asociada en México con Prodemex, Constructora y Edificadora Gia, Constructora Teya, GHP Infraestructura y CSR Corporation Limited.
El costo estimado es de 50 mil 820 millones 264 mil 042 pesos brutos, en primera instancia ya superó la previsión en el papel; el concurso fue por 43 mil millones de pesos.
El ave fénix del tren de alta velocidad que será construido entre ciudad de México y Querétaro (corredor industrial, turístico relevante y estratégico por su cercanía por carretera con la capital) contará con tecnología asiática.
No se sabe si es  por cuestión de costos, por la experiencia orográfica que tienen los chinos, la distancia entre sus ciudades o dado que también es una forma de “negocio” para quienes se encarguen de gestionar el proyecto en México.
A propósito utilizo las comillas porque ya no estamos para que nadie nos juegue el dedo en la boca, sabemos bien, que cuando de obra pública se trata, quienes la conceden a una determinada empresa nacional o extranjera, es por que obtendrán a su favor -para su bolsillo personal-, cierta gracia pecuniaria de parte de la  empresa privada como “gratitud” por obtener la licitación.
Esto es una verdad incontestable. Si bien en este sexenio habrá la obra pública que no se hizo en el país desde los tiempos del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) tal como otro aeropuerto internacional, ampliación de carreteras, trenes de alta velocidad; etc. Ojalá que esto no nos cueste sangre, sudor y lágrimas a los mexicanos y unos años después resulte que tenemos que rescatar el nuevo aeropuerto, los trenes y que las supuestas carreteras desmoronan en el corto tiempo.
A COLACIÓN
En su momento lo intentó el presidente Vicente Fox: en su administración fue la primera vez que se escuchó con mucho mayor fuerza cierto gossip en torno al plan de arrancar proyectos de alta velocidad.
Entonces Pedro Cerisola, al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) viajó a España y luego a Francia, tuvo reuniones con varias empresas especializadas, se montó en varios trenes de alta velocidad, comprobó su agilidad, la facilidad para transportar personas, lo que han implicado inclusive desbancando en determinadas rutas el uso de los aviones.
De allí nació  la idea, que quedó sin cristalizarse, de construir un tren de alta velocidad mexicano para unir a ciudad de México y Guadalajara. Empero, todos los estudios de factibilidad, costos y recuperación de la obra, estimaron el proyecto entre los 10 mil millones a 12 mil millones de dólares.
Para el presidente Fox resultó inviable, le asustó por que eso implicaba recurrir a fuentes de endeudamiento para costearlo. Y entonces sucedió el carpetazo.
La intención del gobierno actual es finalmente poner la primera piedra de la alta velocidad, subir a México que lleva décadas de retraso en distintos renglones, en los escalones que otros países ya han recorrido; y lo han hecho para bien.
El presente es la alta velocidad y el futuro también. Simplemente veamos España, el tercer país en el ranking del turismo mundial, mueve un flujo de turistas que supera el tamaño de su población natural.
Desde la Expo Sevilla 1992 se estrenó  el AVE entre Madrid y la capital hispalense, a partir de  entones el país comenzó a vertebrarse a través de estos vasos comunicantes de hierro y velocidad acelerada.
En 2010, España era el país del mundo con la mayor red de alta velocidad con 2 mil 230  kilómetros de líneas AVE en servicio, en comparación con los 2 mil 090 kilómetros de Japón o los 1 mil 893 kilómetros de los franceses.
También China en los últimos años, su gobierno se ha afanado en la alta velocidad. Este año superó los 10 mil kilómetros en el renglón.  Y seguirán construyendo, de hecho el gobierno chino estima que para 2020, tendrán  más de 18 mil kilómetros de líneas de alta velocidad.
Para México celebro y deseo que el proyecto sea exitoso y rezo por que no tengamos que rescatar nada en un futuro no muy lejano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *