Home Por la Espiral La salud, no tiene precio
Por la Espiral - October 16, 2014

La salud, no tiene precio

Le cuestiono amigo lector: ¿Alguna vez se ha realizado un chequeo médico? En México podemos encontrar este servicio bajo este nombre o el de check-up médico.
Generalmente creemos de forma elitista  que solamente determinadas personas pertenecientes a cierto grupo social tienen la capacidad económica para someterse a un examen médico generalizado, al menos una vez al  año.
No obstante, también el sector salud en el ramo público está obligado a realizar chequeos médicos a  las personas que lo soliciten sea que pagan por su cuenta la cobertura del Seguro Popular o bien que cuentan con IMSS, ISSSTE o Salubridad porque el patrón lo afilió.
De los aspectos negativos de la cobertura del sector salud del ramo público son que en materia de check-up en vez de realizar uno de carácter general lo hacen más bien focalizado casi siempre para detectar alguna manifestación física derivada de alguna dolencia o padecimiento, es decir, en lugar de ser preventivo lo es más bien reactivo, para ubicar el lugar que ya está generando un problema determinado.
Otro punto es que pueden tardarse meses entre la petición de cita y su concreción, si muchas veces pacientes con urgencias tienen que esperar ni qué decir de personas que desean realizarse un estudio generalizado.
Igualmente el Seguro Popular su cobertura es muy ambigua y llena de lagunas, como tal el renglón del  chequeo médico no figura.
Así es que todo apunta a que la única opción real es pagar por la revisión particular.
La mayoría de los seguros de cobertura médica y de salud incluyen un rubro para cubrir los gastos por la realización del chequeo médico de forma anual después de los cuarenta años para el interesado y los familiares en la póliza.
A COLACIÓN
Precisamente, entre los 40 a los 60 años de edad,  puede detectarse  el desarrollo incipiente de enfermedades, manifestaciones tempranas de dolencias que con el tiempo serán crónicas y mortales.
Cuidar la salud debería ser lo menos costoso posible siempre y cuando insisto uno sea prudente, precavido y se someta a esos chequeos médicos. En muchas ocasiones después de los 60 años salen los males, surgen los  tratamientos largos y costosos o  las cirugías.
En el sector privado, además de la cobertura por medio de las aseguradoras existe la posibilidad de que la persona pague directamente de su bolsillo, para ello lo mejor es hablar a varios hospitales privados de distintos niveles y pedir una cotización personal.
Los precios varían mucho, dependen de las necesidades del cliente. El  rango de precios oscila entre los   4 mil 500 pesos hasta los 25 mil pesos, en función de las necesidades del cliente.
Entiendo que si bien pagar más de 4 mil pesos implica una presión para el bolsillo recuerde la posibilidad de pagarlo con la tarjeta de crédito, entonces pueden lograrse momentáneamente una mayor flexibilidad.
Médica Sur explica que realizarse un  Chequeo Preventivo (CHP) es la mejor forma en que usted puede conocer  la situación real de su estado de salud, detectar anomalías, patologías o enfermedades que muchas veces no presentan síntomas.
El hospital Médica Sur cuenta con varios paquetes de check-up, entendido éste como un examen clínico preventivo que posibilita la detección temprana de enfermedades,  que pueden controlarse eficazmente si se descubren en sus etapas iniciales.   
El examen comprende una historia clínica completa. Exámenes de laboratorio: citología hemática completa, grupo sanguíneo y Rh, perfil de lípidos con índice aterogénico, química sanguínea completa, examen general de orina, coproparasitoscópico, VDRL; determinación del virus del Sida, antígeno prostático (hombres) o papanicolaou (mujeres).
Estudios de imagenología: radiografía del Tórax, ortopantograma, ultrasonido del abdomen superior, mamografía (mujeres).
Otros Estudios de Gabinete: electrocardiograma en reposo, prueba de esfuerzo, espirometría, densitometría de talón.
Un diagnóstico a tiempo con un tratamiento oportuno ayuda a mejorar la calidad de vida, evitando la progresión de cualquier tipo de enfermedades.
Los CHP detectan el nivel de colesterol, triglicéridos, coagulación de la sangre, de azúcar, amibiasis y en general el estado de nutrición de la persona.
Algunas de las principales enfermedades que pueden diagnosticarse con un CHP son: anemia, diabetes, gota, infecciones en vías urinarias, ulceras, sífilis, cirrosis, hepatitis y SIDA.
Los órganos vitales son revisados mediante estudios que ayudan a definir el estado de los mismos. Algunos de esto órganos son:  corazón, riñón, hígado, tubo digestivo, pulmones, matriz, próstata, vejiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *