Home Libros “¿Quién podrá conmover los cimientos del cielo?, decían los abuelos aztecas. Nadie. Aquí seguimos, resistiendo. Gracias, Madre DF”: Álvaro Enrigue, durante la inauguración de la XIV Feria Internacional del Libro en el Zócalo
Libros - October 12, 2014

“¿Quién podrá conmover los cimientos del cielo?, decían los abuelos aztecas. Nadie. Aquí seguimos, resistiendo. Gracias, Madre DF”: Álvaro Enrigue, durante la inauguración de la XIV Feria Internacional del Libro en el Zócalo

Durante la inauguración de la XIV edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) en el Zócalo de la Ciudad de México, Enrigue afirmó que la capital del país es el único personaje que siempre queda bien en sus novelas.

“Esa Madre Tierra que los cursis ven como nebulosa y atareada protegiendo bosques, mapaches y barrancas, para mí es la floración de un multifamiliar de Pani, el portal mozárabe del templo de la Conchita, las baldosas disparejas, los atardeceres naranja de ozono, el olor a dinosaurio de los fresnos cuando llueve”, dijo.

Asimismo, expresó: “aquí aprendí que si suficiente gente lo reclama, el gobierno se dobla y que lo mejor de las desgracias es que también pasan –que pasen nuestras desgracias, Madre DF, que pasen ya y que México vuelva a ser de los mexicanos”.

Enrigue detalló que en la Ciudad de México además aprendió a que “el que no se rifa se aplatana y que chin-chin el que le saque. Que el que aguanta vara la rompe, y que aquí en cortinas, el que no le chinga no raja madres. Que hay que amachinar la voluntad y la verba. De todo lo que me encanta de este delirante, enternecedor adefesio que todos tenemos en común, lo mejor me parece su pasmosa resistencia a apegarse a la ortodoxia de la lengua.

“No importa que otros defiendan la pureza del castellano en los mausoleos numerados de la Academia, siempre estaremos los chilangos —y somos un resto— para resucitarla. Que se conserven los bosques: el español está aquí para dejar de serlo, para reinventarse al chile de modo que pueda decir lo que hace diez minutos era indecible. Aquí una confesión de viejo: cuando mi hijo adolescente me habla, seguido tengo que usar al chico como diccionario. Para una cosmópolis, para la auténtica cosmópolis americana, una lengua dúctil que se revuelve y muta, una lengua venenosa, muscular, eléctrica, desaforada”.

En la ceremonia inaugural, también se entregó el Premio de Poesía Joven Alejandro Aura, a Mayco Osiris Ruiz “José Cemi” por su poemario El revés de esta luz.

El Premio Carlos Monsiváis al Mérito Cultural de la Ciudad de México, en la categoría individual a los promotores culturales comunitarios a Luis Arévalo Venegas, del barrio de Tepito; así como a Delia Hernández Pastor, de la colonia Reforma Política, en Iztapalapa; mientras que se reconoció al colectivo Jóvenes Orquestas. Orquestando la Lucha, del barrio de Cuautepec de la Delegación Gustavo A. Madero, representado por Juan Carlos Calzada.

Al respecto, Álvaro Enrigue señaló que fue su encargo en la mañana de sábado gradecer a nombre de todos los premiados. “Yo no soy nadie para agradecer por ellos, pero sí alguien que puede agradecerles”, aseguró.

“A Mayco Osiris Ruiz por seguir siendo poeta a pesar de que México sea un país de luto porque todavía hay gente que cree que puede silenciarnos a balazos —no pueden, no nos van a callar, nos van a tener que matar a todos si quieren que se nos olvide Ayotzinapa— y a Delia Hernández Pastor y Luis Arévalo Villegas porque han entendido, dentro de este interminable luto nacional que no deja de agobiarnos, que lo único que nos puede salvar son las redes, que el arte y la lectura y el de junto,  el del otro lado, y el de enfrente, son la red que nos cacha y junta. Gracias Delia, Mayco, Luis”, refirió.

También agradeció a los brasileños por compartir esta fiesta de los libros con los capitalinos y mexicanos. “El DF es de todos, también de ustedes”, dijo.

Mientras que sobre los jurados encargados de elegir a los premiaron y a los amigos de la lectura en el Gobierno de la Ciudad, comentó que sin su presencia todo sería más difícil.

“¿Quién podrá conmover los cimientos del cielo?, decían los abuelos aztecas. Nadie. Aquí seguimos, resistiendo. Gracias, Madre DF”, finalizó.

La XIV Feria Internacional del Libro en el Zócalo (FILZ) está abierta al público desde hasta el 19 de octubre, de las 9:00 a las 19:00 horas. Para mayor información acerca de la FILZ, consultar la página: www.cultura.df.gob.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *