Home Por la Espiral Contaminación, huella ecológica y autos
Por la Espiral - July 18, 2014

Contaminación, huella ecológica y autos

En los laboratorios europeos se prueba la eficacia de la biomasa y el bioetanol dado que el combustible obtenido tiene un origen vegetal, el CO2 emitido por el tubo de escape es igual al CO2 absorbido durante el crecimiento de las plantas.
En el futuro inmediato será modificado el concepto de la producción agrícola, base de la alimentación, para competir por un mercado energético, peligrosamente más rentable que el de cosechar para alimentar. Sería dramático tener escasez de granos para comer, porque los productores prefieran venderlo a las empresas encargadas de la elaboración del bioetanol.
Las bases cambian. Algunas empresas líderes reparan en los desafíos de los nuevos tiempos.
¿Qué tal un vehículo que funciona con combustible renovable derivado de la remolacha, los cereales o la madera? Desde 2001, Ford lleva vendiendo con mucho éxito el Focus Flexi-Fuel en Suecia y a la fecha representa el 80% de todos los vehículos Focus vendidos.
De acuerdo con las características técnicas proporcionadas por Ford, el vehículo con motor 1.81 funciona con gasolina, bioetanol o con una mezcla de los dos, ofrece una reducción del 70% en las emisiones de dióxido de carbono comparado con el modelo de gasolina.
La Asociación Powertrain (APS) publicó un estudio sobre los treinta vehículos más ecológicos en el mercado destacando a Volkswagen, Honda, Toyota y Ford.
Según APS, los modelos con mejor puntuación y por lo tanto, los más limpios con el medioambiente, son: Toyota Prius (89 sobre 100), el Honda Civic IMA (83 sobre 100) y el Opel Signum (79 sobre 100), empatado en resultados con el Toyota Avensis 2.0 D.
A COLACIÓN
La ciencia y la tecnología están caminando muy de la mano de la sustentabilidad y la aplicación del concepto de inteligencia para dar una mayor funcionalidad a las cosas que nos rodean.
También hay una preocupación cada vez más real y honesta de parte de los fabricantes por diseñar  vehículos  menos contaminantes y coadyuvar a que el ser humano reduzca su huella ecológica.
Los combustibles fósiles no son óbice para la transformación de la industria automotriz, aunque  demorará tiempo para ser totalmente factible. Además, ¿qué hacer con todo el parqué de millones y millones de vehículos contaminantes que circulan todos los días por todo el planeta tierra?
Una cosa es las nuevas líneas de producción automotriz ecológica, y otra los vehículos que forman parte del trasiego humano.
Menudo acertijo. Por lo pronto, lamentablemente el cambio climático obra contra de la propia raza humana y en países como China los altísimos niveles de contaminación obligan a sus habitantes a llevar mascarillas.
Hasta los diseñadores de ropa orientales hacen pingues ganancias con mascarillas a juego del color y estampado de la vestimenta tanto de hombres como de mujeres.
Contaminar menos debería ser una obligación deliberada por el propio ser humano aunque sin duda, aquí la mano del gobierno y  las políticas públicas cobran mucho sentido. Sobre todo cuando ejercen su lado coercitivo y las multas hacen valer  la ley.
Por ejemplo, en el caso de la ciudad de México,  el programa Hoy no Circula fue ampliado para incluir a los vehículos con más de 15 años para que éstos dejen de circular todos los sábados del mes y un día a la semana.
Por su parte en Madrid, España, el gobierno municipal anunció que será restringido el tráfico con medidas como la prohibición de circular alternativamente  a vehículos con matriculas pares o impares en caso de que se dispare la contaminación por dióxido de nitrógeno (N02).
El protocolo  aprobado es de “medidas para episodios de alta contaminación que además incluye actuaciones de promoción del transporte público y acciones informativas”.
Aunque Madrid no ha padecido nunca una alerta por contaminación de lo que se trata ahora es de prevenir la concentración de NO2 y también contar con un lineamiento de actuación cuando los niveles disparen.
Si bien, cada gobierno en las medidas de sus posibilidades aplica una reacción a toda acción, al menos en este renglón que mencionamos, la circulación de vehículos y la emisión de contaminación; no podemos señalar que sea del todo suficiente.
Somos demasiados seres humanos y demasiado parqué vehicular. El capitalismo industrial le ha facilitado la vida a las personas en materia de transporte pero lamentablemente ha tenido costos colaterales.
Estamos llegando a un embudo, a buscarle al problema -a su solución-, la cuadratura del círculo. Complicado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *