Home Columnista Invitado Elecciones en Colombia
Columnista Invitado - June 1, 2014

Elecciones en Colombia

“Los colombianos elegirán entre la paz y la guerra”, señaló el presidente Juan Manuel Santos después de su discurso poselectoral.  Todo parece indicar que el camino de los colombianos es corto, sinuoso y sin propuestas moderadas.
Sin embargo, y a pesar del ambiente negativo, el compromiso político es uno de los elementos más importantes de cara a la recta final.  Tanto Juan Manuel Santos como Óscar Iván Zuluaga estarán batallando por conseguir el apoyo de los otros tres líderes que quedaron en tercer, cuarto y quinto lugar.
En las elecciones del domingo, Zuluaga quedó con 29.27%, el presidente Santos obtuvo 25.65%, Marta Lucia Ramírez se adjudicó 15.54% del los votos, Clara López logró 15.23% y el ex alcalde de Bogotá Enrique Peñaloza recibió 8.9% del voto general.
En una democracia pactada, como sucederá en los próximos 15 días, el apoyo de los candidatos rezagados se mide con oro.  Ya se sabe que Santos y Zuluaga son los finalistas, pero Ramírez, López y Peñaloza ahora adquieren relevancia debido a que pueden ser potencialmente los que determinen la contienda electoral.
En base a la postura política mostrada, lo más lógico es que la conservadora Marta Lucía Ramírez decida apoyar Óscar Zuluaga.  Álvaro Uribe, fundador del Centro Democrático y mentor político de Zuluaga, mantuvo contento a los conservadores a través de sus políticas de mercado y una estrategia agresiva contra las FARC.  Las bases de Ramírez son proponentes de imponer mano dura a los grupos subversivos.
Clara López,  líder de la izquierda, posiblemente apueste a la reelección de Santos.  Los dos coinciden en un proceso de paz para sanear el conflicto armado, pero también tienen diferencias metodológicas.
Ideológicamente hay contradicciones entre López y el “uribismo”, por lo que no creo que apoye a Zuluaga.  A no ser que suceda algo insólito, en donde estos dos extremos hagan un pacto “diabólico”.
Entonces, el único que queda es Enrique Peñaloza, abanderado de la Alianza Verde.  Aunque su apoyo a uno de los finalistas puede no ser crucial, su valor tampoco puede ser ignorado.
Por otra parte, Santos y Zuluaga tienen que tomar en cuenta al 60% del electorado colombiano que no acudió a las urnas electorales el pasado domingo.  Está por contado que una gran mayoría de esta población abstencionista estará emitiendo su voto el 15 de junio.
De manera que los dos candidatos no sólo deben buscar el pacto político con sus ex contrincantes sino también emprender una campaña electoral distinta a la que sobrellevaron en la primera parte.
Santos y Zuluaga tienen que cortar la retórica amarillista.  La campaña negativa los aislará del electorado colombiano.  Es tiempo de propuestas sanas y concretas.

Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move.          E-mail: hcletters@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *