Home Libros “La jerarquía de los dioses totonacos”, libro del lingüista Héctor Manuel Enríquez Andrade que desentraña la cosmovisión del pueblo totonaco
Libros - May 28, 2014

“La jerarquía de los dioses totonacos”, libro del lingüista Héctor Manuel Enríquez Andrade que desentraña la cosmovisión del pueblo totonaco

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el estudio consta de la reconstrucción de información basada en entrevistas con los hablantes de la variedad dialectal conocida como totonaco de Papantla (Veracruz).

Al respecto, el autor aclaró que “todo este patrimonio de los hablantes de totonaco no está registrado en documentos, pues ha sido preservado y transmitido vía tradición oral, lo que lo hace fragmentario y subjetivo, ya que cada quien tiene su propio punto de vista”.

Para el pueblo de origen prehispánico, el mundo está formado por tres niveles, que son el Cielo, la Tierra y el Inframundo, lugares que son habitados por distintos seres que tienen diferente relación con los seres humanos de acuerdo a sus características.

La investigación realizada, según el INAH, expone que los dioses más importantes se encuentran en el Cielo y son los creadores de la naturaleza, de los animales y el hombre, aparte de que Chichiní, a quien se le asocia con el fuego, la luz y el color rojo, se caracteriza por ser la deidad principal.

Asimismo, la Luna también se considera un dios principal, masculino y frío, vinculado con el agua, la obscuridad y el color blanco, además que se encuentra rodeada de las estrellas, concebidas por el pueblo totonaco como vigilantes del mundo.

De acuerdo con información del instituto, en la tierra, el segundo nivel dentro de la cosmovisión totonaca, se encuentran los dueños, conocidos como deidades secundarias relacionadas con algún aspecto del medio natural, que se desempeñan como responsables o cuidadores de la naturaleza.

“Xpuchina Tiyat” (Dueño de la Tierra), “Xpuchina Lhkuyut” (Dueño del Fuego), “Xpuchina Chuchut” (Dueño del Agua) y “Xpuchiná Un” (Dueño del Viento), son los cuatro dueños principales; no obstante, elementos naturales como el maíz, el monte y lo animales, entre otros, también poseen uno.

Por último, en el inframundo, tercer nivel, habita el dueño “Xpuchiná Nin”, un dios secundario que tiene relación lejana con los seres humanos, debido a que trabaja para el mal y conduce a la gente hacia la muerte, aparte de tener relación con los brujos.

“La jerarquía de los dioses totonacos”, libro del lingüista Héctor Manuel Enríquez, fue presentado ayer en el Auditorio Fray Bernardino de Sahagún del Museo Nacional de Antropología.

Fuente: (Notimex)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *