Home Niños “Si no lo cuentas tú, ¿quién lo sabrá? Historia de los niños de Santa Rosa”, obra infantil donde se mezclan títeres, metáforas y multimedia
Niños - April 29, 2014

“Si no lo cuentas tú, ¿quién lo sabrá? Historia de los niños de Santa Rosa”, obra infantil donde se mezclan títeres, metáforas y multimedia

Bajo la dirección de Ewa Piotrowska, en esta puesta en escena, dirigida a niños de ocho años en adelante, se fusionan títeres, metáforas y multimedia, a través de los cuales se permite entender la situación de quienes deben abandonar su tierra debido a la guerra, la tiranía o la extrema pobreza.

La trama se centra en las experiencia de dos pequeños hermanos, vistas con la distancia que dan los años. Un baúl que llega como regalo de cumpleaños a la protagonista, ahora abuela, da pie a que rompa el silencio bajo el que ha sepultado sus memorias. Poco a poco, van uniéndose las piezas del pasado con las del presente, para mostrar a los jóvenes espectadores un fresco de la odisea vivida por 1500 polacos, que luego de años de penalidades, encuentran en México un refugio que les permite recuperar la dignidad, pese a que queden cicatrices que no pueden borrarse.

Tras salir de los campos de trabajo, su búsqueda por un refugio los lleva a la Hacienda de Santa Rosa, en León, Guanajuato, un lugar donde muchas personas pudieron iniciar una vida nueva. Y es que, a decir de las historiadoras Gloria Carreño y Celia Zack de Zukerman, quienes participaron en este proyecto, el grupo que recorrió la mitad del mundo para llegar a esta colonia, no sólo logró sobrevivir a una guerra en la que murieron 38 millones de personas, sino que encontró un lugar donde curar sus heridas y fortalecerse.

La obra, presentada por el Instituto Nacional de Bellas Artes, Teatro Baj de Varsovia y la Embajada de Polonia en México, intenta también hablar de la importancia de recordar el pasado, si bien como parte de la identidad, también para impedir la repetición de este tipo de actos.

El elenco lo conforman Rodolfo Guerrero, Tania Olhovich, Sofía Sylwin y Pablo Marín Vázquez, mientras que la creación del espacio escénico es de Edyta Rzewuska.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *