Home Conciertos Clarinetista Luis Arturo Cornejo y los pianistas Rosa Mandaluniz y Quetzalli Yael Reyes, ganadores del concurso Jóvenes Solistas ESM/INBA, debutarán en Bellas Artes
Conciertos - April 1, 2014

Clarinetista Luis Arturo Cornejo y los pianistas Rosa Mandaluniz y Quetzalli Yael Reyes, ganadores del concurso Jóvenes Solistas ESM/INBA, debutarán en Bellas Artes

En entrevista, la pianista, estudiante de la Escuela Superior de Música (ESM) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y quien también ha sido dirigida por Enrique Diemecke, dijo que “se trata de un concierto muy importante para mí, porque los tres movimientos (Molto allegro con fuoco, Andante y Presto) representan mi carácter.”

Recordó: “Mendelssohn nació en 1809, perteneció a una familia judía y su vida siempre estuvo rodeada de música y de arte. Su abuelo era

filósofo. Ese concierto lo escribió a los 23 años. Lo empezó en Roma y lo terminó en Múnich. Él fue el solista en el estreno de la obra.”

Rosa de Jesús, quien toca este instrumento desde los tres años de edad, señaló que el concierto que interpretará “es muy juvenil. A diferencia de otros que tienen cadenzas en las que el pianista puede improvisar y demostrar sus habilidades técnicas, este no las tiene. Inicia con un tutti e inmediatamente el piano, ni siquiera la orquesta, presenta el tema, en fortissimo y unísono. Es muy energético, lleno de vida.

“El segundo movimiento se parece a las Canciones sin palabras del mismo autor. Es más dramático, está lleno de amor y de melancolía, tiene mucho más sentimentalismo. El tercer movimiento es un juego lleno de habilidades técnicas, bastantes complicadas, pero personalmente me divierto mucho tocándolo”, señaló la entrevistada.

En general, agregó, “puedo decir que cada movimiento representa un aspecto de mi vida, es parte de mi carácter: la energía, los sentimientos y la vivacidad.”

Luego de reconocer el apoyo invaluable que le han proporcionado sus padres (ella enfermera y él doctor), la pianista rememoró: “A los tres años comencé a practicar con el piano. Todo empezó como un juego y nunca lo he dejado.”

Desde niña, afirmó, “he tenido la idea de querer dedicarme a la música. Ahora tengo en mente terminar mi carrera –actualmente cursa el tercer año de la licenciatura en piano, con la maestra Ana María Tradatti– y después quiero continuar mis estudios en el extranjero.

“A mi papá le encanta la música de concierto, siempre le ha gustado; en sus consultas siempre la escuchaba y, por supuesto, a mí me contagio ese gusto. Nunca me pasó por la mente estudiar otra carrera, siempre estuve atenta a la música y no vi más allá.”

Reconoció que es difícil que la sociedad y las familias apoyen a los futuros concertistas. “En México no se tiene la conciencia de que la música también es una carrera y que merece el mismo respeto que cualquier otra profesión”, aseguró la concertista que ha tomado clases magistrales con Alberto Rosado, Luca Chiantore, Andrew Von Oeyen, Ludovica Mosca, Michael Tsalka, el Cuarteto de Cuerdas José White y maestros de The Academy del Carnegie Hall.

Comentó que le gusta Bach y que se identifica plenamente con Mozart “porque está lleno de vivacidad y alegría. Siempre me he considerado una persona muy alegre. Mozart, para mí, es increíble.”

Además del piano, a Rosa de Jesús le entretiene la natación y la relajación. “Esta carrera y este ambiente te llenan de estrés y a veces tienes que saber cómo manejarlo”, aclaró, tras apuntar que practica diariamente de cuatro a seis horas en el piano.

“Es esencial ser constante, porque no te puedes dar el lujo de no estudiar, pues tu nivel disminuye”, señaló la pianista que admira a Daniel Barenboim y Martha Argerich. “Cada pianista es distinto y le imprime aspectos únicos a sus interpretaciones. En cada uno de ellos siempre encuentro algo nuevo.

“En este momento estoy adentrándome en la música contemporánea, debido a que me gusta experimentar. No estoy reñida con la música popular. Incluso me gusta, en ocasiones especiales, bailar.”

Sobre su debut en el Palacio de Bellas Artes al lado del pianista Quetzalli Yael Reyes Meneses y del clarinetista Luis Arturo Cornejo Pérez, Rosa de Jesús Mandaluniz Alvarado comentó que será una experiencia muy buena compartir el escenario con jóvenes concertistas como ella y de la misma calidad, además de ser dirigidos por un joven director de 24 años, Iván López Reynoso.

“Es importante fomentar la música, ya que a través de ella pueden comunicarse tus propios sentimientos y tu manera de pensar. La música puede ayudar a que la gente sea capaz de expresar lo que ocurre a nuestro alrededor. Por ello los músicos tenemos la responsabilidad de hablar con nuestros instrumentos y demostrar que estamos presentes en la sociedad. Los jóvenes músicos no somos ajenos a lo que sucede en nuestro país; nos interesa y podemos cambiarlo para bien.”

Por lo anterior, recomendó que se organizaran más conciertos públicos en los que los propios músicos expliquen qué es la buena música, qué es lo que pasa con ella en la actualidad y quiénes son los compositores, todo ello con el fin de que la gente no se sienta ajena a ella. “Compartir que la música de concierto también forma parte de la sociedad es una de las metas que deben proponerse los jóvenes músicos.”

Asimismo, dijo, los adultos deben acercar a los niños a la cultura y al arte para que, “desde muy pequeños, comiencen a interesarse por sí mismos y no por obligación, por gusto y no por imposición”, indicó la pianista que próximamente tomará un curso de verano en un centro de artes en Quebec, Canadá, e iniciará su servicio social.

Por último, afirmó que el piano es una de las partes más importantes de su vida: “En él puedo desenvolverme; con él puedo expresar lo que soy, mis ideas y lo que siento; a través de él libero mis emociones.”

El clarinetista Luis Arturo Cornejo Pérez y los pianistas Rosa de Jesús Mandaluniz Alvarado y Quetzalli Yael Reyes Meneses, ganadores del concurso Jóvenes Solistas ESM/INBA, debutarán el viernes 4 de abril, a las 20:00 horas, en el Palacio de Bellas Artes, con la OSN, que iniciará con el Intermezzo de la ópera Atzimba de Ricardo Castro.

Posteriormente, Luis Arturo Cornejo participará, como solista, en la Primera rapsodia para clarinete y orquesta de Claude Debussy; Rosa de Jesús Mandaluniz, en el Concierto para piano núm. 1 en sol menor, op. 25 de Felix Mendelssohn, y Quetzalli Yael Reyes, en el Concierto para piano núm. 1 en re bemol mayor, op. 10 de Serguéi Prokófiev. El mismo programa se repetirá el domingo 6 de abril, a las 12:15 horas, también en el Palacio de Bellas Artes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *