Home Por la Espiral Aprobada unión bancaria y fin del secreto bancario
Por la Espiral - March 25, 2014

Aprobada unión bancaria y fin del secreto bancario

Hace unos cuantos meses atrás todavía persistía una oleada de rumores anglosajones acerca de una inminente desintegración de la Europa del euro. La eurozona, se dijo en la prensa de Estados Unidos y Reino Unido, estaba “herida de muerte” una vez Grecia abandonara el euro seguirían varios países más como España, Italia y Portugal.
Empero, no sólo no desmoronó, sino que ha servido de lección para avanzar en distintos aspectos pendientes desde hace años a fin de fortalecer la integración  y permitir la sincronización y armonización de protocolos de supervisión; actuación común para quiebras financieras y otros aspectos que salieron a la luz de forma inminente con la enorme crisis económica y financiera con hondas repercusiones sociales en toda Europa.
El varapalo provino por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y también por la mala situación financiera de distintas instituciones de crédito y cajas de ahorro, entre otros intermediarios.
Hasta el propio Fondo Monetario Internacional (FMI)     temiendo que grandes bancos quebraran emitió una lista de  bancos sistémicos, es decir, instituciones de crédito demasiado grandes por su tamaño de activos y bifurcación de actividades en distintos países, imposible dejarles quebrar porque los resultados serían devastadores para la economía global, por ejemplo: BBVA y BSCH.
Pero colocar en la categoría de  bancos sistémicos a muchos otros más no implica que las autoridades financieras sean permisibles sobre todo en tiempos  donde es necesario rescatar la credibilidad de inversionistas y  ahorradores.
De allí que, una de las demandas principales de muchos gobiernos de la Unión Europea (UE) confluyera hacia la creación  de la unión bancaria que demoró un par de años en obtener luz verde luego de que Alemania pusiera varias piedras.
A COLACIÓN
Al final se impuso  el criterio de los países del mediterráneo a favor de  la unión bancaria: tanto el Consejo como el Parlamento  europeos lograron sendos acuerdos para su creación e instrumentación a partir de 2016.
¿Qué significa una unión bancaria en la UE? 1) Habrá un Mecanismo Único de Supervisión para vigilar y supervisar la actividad financiera y administrativa de las entidades financieras. 2) Habrá un Mecanismo Único de Resolución por 55 mil millones de euros que será aportado por las propias instituciones financieras como una especie de fondo de actuación  si llegara a presentarse una quiebra o liquidación de un banco en la eurozona. 3)  Los bancos pierden su “nacionalidad” para convertirse en bancos europeos que por ende se someten a una sola supervisión europea acatando sus normas. 4) Su actuación lo que busca es impedir otro caso como el de Chipre, aunque aún se desconoce la “letra pequeña” de la unión bancaria en cuanto a cuál sería la responsabilidad para el ahorrador. Los medios de comunicación han difundido que las instituciones de crédito que quiebren o sean liquidadas aplicaran sus pérdidas primero a sus acreedores, incluidos los tenedores de bonos.  Aunque habrá, insisto, que revisar muy bien la letra pequeña de la unión bancaria, qué pasará con el dinero de los ahorradores, sus depósitos y pagarés, en caso de quiebra.  Aquí será necesario el Fondo de Garantías de Depósitos Único del que no se sabe nada todavía.    5) La inspección bancaria dejará de estar en manos de los bancos centrales de cada país. 6) Serán homogeneizadas todas las normas en cuanto al protocolo de actuación en situaciones de intervención bancaria.
En fin que la unión bancaria, su creación, es un buen augurio para la UE y  también para la eurozona.
El otro gran paso tiene que ver  con el fin del secreto bancario en la UE. El escollo fiscal en Europa y las necesidades de los Estados por hacerse de mayores recursos han motivado que tras sendas discusiones entre los líderes de cada país,  se acordara “aplicar la nueva directiva del ahorro que acaba con el secreto bancario en el seno comunitario”.
Y también va más allá: “El acuerdo abre la vía para extender el intercambio de información sin solicitud  previa a otros territorios opacos como Suiza o Andorra”.
La meta es la transparencia fiscal y eso implica que los paraísos fiscales cada vez tendrán menos ventanas oscuras dejaran de ser refugio del dinero negro, del crimen, terrorismo, secuestro y  narcotráfico; de dictadores y otros políticos que se lucran con el dinero del pueblo o con la economía de guerra vendiendo armas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *