Home Teatro Ricardo Blume, Adriana Roel y Rosenda Monteros encabezan el reparto de la obra “Nathan, el Sabio”, que se presenta en la Sala Héctor Mendoza
Teatro - February 28, 2014

Ricardo Blume, Adriana Roel y Rosenda Monteros encabezan el reparto de la obra “Nathan, el Sabio”, que se presenta en la Sala Héctor Mendoza

Esta obra, dirigida por Enrique Singer a partir de la versión al castellano de Stefanie Weiss y Luis de Tavira, ubica la historia en 1188, tras la caída de Jerusalén en manos del sultán musulmán Saladino. Ahí conviven en un frágil equilibrio las comunidades de tres religiones monoteístas: judíos, musulmanes y cristianos. Natán, mercader judío, habrá de enfrentar con sabiduría los intrincados conflictos de las diferencias. Saladino se regocija ante la sapiencia de Natán y lo desafía a responder la pregunta sobre cuál de las tres religiones que se practican en Jerusalén es la verdadera. Mediante la parábola de los tres anillos recogida por Bocaccio en el Decamerón, Lessing pone en boca de Natán un enigma mayor del que entrañaba la pregunta del sultán, a cuya luz habrán de dilucidarse las intrigas políticas, los equívocos del amor, los cuestionamientos de la fe y el debate de la conciencia.

Natán el sabio y La educación del género humano son obras en las que Lessing dejó  textos que producen con asombrosa eficacia una infrecuente resonancia que sabe ir y venir del drama a la filosofía y del silencio del pensamiento al fulgor de la palabra sobre el escenario, para expresar con fuerza las sensaciones y las ideas con que hay que oponerse siempre a la intransigencia de las ortodoxias, comentó Luis de Tavira, director artístico de la Compañía Nacional de Teatro.

Para el director, Enrique Singer, quien se ha propuesto contar una historia más cercana a “Las mil y una noches” que al realismo contemporáneo, la obra de Lessing responde a la misma lógica de las escrituras taoístas, los cuentos de Nasrudín y las parábolas de Cristo, en donde la sabiduría no se transmite en conceptos teóricos o mediante la erudición como sucede en la cultura occidental, sino a través de historias y poesía.

“La obra se propone una toma de conciencia que implica un redescubrimiento del mundo –dice Singer-, se trata de ver la realidad  con otros ojos. El planteamiento del conflicto religioso es innegable, pero sustancialmente, Natán el sabio habla de una búsqueda personal.

Se trata de un texto dramático profundamente místico que entabla un diálogo con la realidad bajo la idea de que ésta es la misma para todos, de manera que judíos, cristianos y musulmanes se encuentran en el mismo territorio que es el de la humanidad”.

Gotthold Ephraim Lessing (1729-1781) nació en Kamenz, en tierras que actualmente pertenecen a Alemania, y en aquel entonces eran parte del Sacro Imperio Romano Germánico. Estudió teología y medicina, pero pronto se consagró a la literatura. Trabajó como crítico literario y fue considerado el más destacado poeta de la Ilustración.

Hacia 1760, en Berlín, se desempeñó como crítico literario y fue redactor de algunos diarios. Representante destacado de la Ilustración, Lessing fue el poeta alemán más importante de sus días, un ilustre pensador capaz de poner en tela de juicio sus propias ideas, y un crítico que, con obras como Laooconte (1766) —dedicada a explorar las relaciones entre las artes plásticas y la literatura— y La dramaturgia de Hamburgo(1767-1769) -que expone sus ideas sobre el teatro-, tuvo una gran influencia, aún en nuestro tiempo.

Se opuso a la imitación de los dramaturgos franceses, abogó por el retorno a las ideas de Aristóteles y logró que Shakespeare comenzara a representarse en Alemania. Con piezas como Miss Sara Sampson (1756) y Emilia Galotti (1772) inauguró la tragedia burguesa en alemán; lo mismo hizo con la comedia, a través de Minna de Barnhelm.

Cuando se le prohibió seguir escribiendo sobre el tema, vertió sus ideas en un poema dramático considerado su obra maestra: Natán el sabio(1779), obra con la que fundó en su lengua lo que se llamó el teatro de ideas.

Natán el sabio no plantea teorías, sino muestra la actuación del sabio, a partir de un trabajo de naturaleza tan social como el comercio y de un ámbito como la familia, el más cordial, el más entrañable. Lo paterno, lo patrio, eso que se empieza a “ver, tocar y oír” en la infancia, deja una imagen de un poder incomparable en nuestra alma; a nada más damos tanta “confianza y fe”, y de nada nos dejamos engañar tan saludablemente. Rea y Natán lo dicen. Esta obra muestra ese espacio intenso del sentimiento y la tradición, con ello se manifiesta la naturaleza general de la relación entre la familia y las tradiciones y los medios religioso y social.

Natán el sabio cuenta con el diseño de escenografía, iluminación y multimedia de Philippe Amand, diseño de vestuario de Mario Marín, movimiento corporal de Marcela Aguilar, el diseño de maquillaje de Amanda Schmelz y la participación de los actores del elenco estable de la Compañía Nacional de Teatro: Ricardo Blume, Adriana Roel, Rosenda Monteros, Juan Carlos Remolina, Luis Rábago, Érika de la Llave, Héctor Holten, Misha Arias de la Cantolla, Yulleni Pérez Vertti, Ana Isabel Esqueira, así como los actores invitados Emir Meza, Natalia Benvenuto, Marisol Castillo, Denise Castillo y Ricardo White.

La temporada comprende del 28 de febrero al 6 de abril de 2014, con funciones los días jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados a las 19:00 horas, y domingos a las 18:00 horas en la Sala Héctor Mendoza de la Compañía Nacional de Teatro, ubicada en Francisco Sosa 159, entre Melchor Ocampo y Encantada, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán. La entrada es libre, cupo limitado.Informes y reservaciones: publicos.cnteatro@inba.gob.mx

Fuente: (bellasartes.gob.mx)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *