Home Arte y Cultura El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma impartirá la ponencia “Cinco tumbas reales de México y el mundo”
Arte y Cultura - February 8, 2014

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma impartirá la ponencia “Cinco tumbas reales de México y el mundo”

El Ciclo Coyolxauhqui XXXVI Aniversario recordará el descubrimiento del monolito de la diosa lunar, que presenció el arqueólogo Raúl Arana el 21 de febrero de 1978, entre las calle de Argentina y Guatemala, y que dio origen al proyecto arqueológico que sacó a la luz al Templo Mayor de Tenochtitlan, bajo la coordinación de Eduardo Matos Moctezuma.

Los encargados de las pláticas serán Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH; Raúl Barrera Rodríguez, responsable del Programa de Arqueología Urbana (PAU) y su equipo de trabajo, y Guilhem Olivier, investigador de la UNAM.

Matos Moctezuma abrirá el ciclo de charlas el día 8 con Cinco tumbas reales de México y el mundo, donde abordará la historia e investigaciones que se han realizado en torno a estos descubrimientos que son de los más importantes en los últimos 100 años.

Basado en su libro Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad, editado en noviembre pasado, el investigador disertará acerca de cinco tumbas reales que cambiaron la historia de la arqueología, descubrimientos ocurridos de 1922 a 2006 en Egipto, China y México.

Eduardo Matos se enfocará en las tumbas del faraón egipcio Tutankhamon, del emperador chino Quin Shi Huangdi y su ejército de guerreros de terracota; de Pakal, soberano de Palenque, actual estado de Chiapas; el posible sepulcro del gobernante mexica Ahuízotl, debajo del monolito de Tlaltecuhtli, frente al Templo Mayor de Tenochtitlan, y  la tumba 7 de Monte Albán, en Oaxaca.

El especialista comentará cómo ocurrieron estos hallazgos, la relevancia de cada uno de los personajes enterrados en los sepulcros, los objetos que acompañaban al difunto a manera de ofrenda y una pequeña semblanza de los responsables de estos fortuitos descubrimientos.

Asimismo, Raúl Barrera Rodríguez y su equipo del Programa de Arqueología Urbana (PAU), integrado por Estibaliz Aguayo Ortiz, Lorena Vázquez Vallin y Berenice Jiménez González, hablarán de los análisis de las ofrendas halladas en la Plaza Manuel Gamio y los contextos rituales frente al Templo Mayor, el 15 y el 22 de febrero, respectivamente.

En la conferencia Análisis de los materiales de las ofrendas recuperadas en Plaza Manuel Gamio, los arqueólogos del PAU, junto con Agustín Ortiz, del Instituto de Investigaciones Antropológicas, y Ana María Soler Arechalde, del Instituto de Geofísica de la UNAM, darán a conocer los resultados de los estudios efectuados a seis ofrendas descubiertas al pie del Templo Mayor.

Los materiales analizados son fragmentos de cerámica, esculturas, tepalcates, vasijas, navajillas prismáticas, huesos, estucos, muros y pisos, entre otros, los cuales estaban depositados en las ofrendas 152, compuesta por sahumadores; la 154, con cajetes; la 155 de sahumadores; la 157 y la 159, integradas por cráneos y mandíbulas rotos, y la 163, donde había puntas quemadas.

Los materiales fueron sometidos a estudios en laboratorio de arqueomagnetismo, que sirve para determinar los fechamientos de las ofrendas; de isótopos de estroncio, que indica la procedencia de los individuos que fueron colocados en los depósitos, y de detección de residuos minerales y orgánicos.

La segunda plática del equipo del PAU, que se llevará a cabo el 22 de febrero, estará dedicada a las interpretaciones que los arqueólogos han planteado a partir de los resultados de los análisis, consistentes en revelar el contenido de los recipientes descubiertos, el periodo cronológico en el que se colocaron y la probable procedencia de los individuos cuyos cráneos se utilizaron para un tzompantli, entre otros temas.

Las seis ofrendas son una muestra de los más recientes vestigios descubiertos de 2009 a la fecha, como parte del Proyecto Frente Principal del Templo Mayor a cargo del PAU, que se enfoca en el rescate arqueológico a la par de los trabajos de adecuación del nuevo vestíbulo y entrada a la zona arqueológica, los cuales tienen un avance del 90 por ciento.

Son datos de laboratorio que los arqueólogos entrelazarían con la evidencia arqueológica y la información aportada por las fuentes históricas. Es el caso de los cráneos utilizados para el tzompantli, que los resultados de los análisis indican que son de individuos de Tenochtitlan y de otras áreas de Mesoamérica, cuya relevancia y significado explicarán los especialistas en su ponencia.

Finalmente, el 1 de marzo, el doctor Guilhem Olivier, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, tendrá a su cargo la ponencia Diosas peligrosas: Coyolxauhqui, Itzpapálotl, Tlantepuzilama y otras más.

El Ciclo Coyolxauhqui XXXVI Aniversario se realizará los sábados de febrero y el 1 de marzo a las 10 horas, en el auditorio del Museo del Templo Mayor (Seminario 8, Centro Histórico, Ciudad de México). Entrada libre hasta completar aforo.

 

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *