Home Columnista Invitado “Two thumbs up” para CVS
Columnista Invitado - February 6, 2014

“Two thumbs up” para CVS

De acuerdo a un artículo de la directora nacional de Latinos Saludables Sin Tabaco, Dra. Jeannette Noltenius, el cual fue publicado a nivel nacional por una variedad de periódicos y revistas, 90 por ciento de los fumadores comienzan antes de los 18 años de edad y el 99 por ciento empiezan antes de los 26.  Hoy, 1 de cada 4 jóvenes que fuman diariamente es de origen latino.
Los datos de la Dra. Noltenius hacen estremecer la consciencia del ciudadano, especialmente si consideramos que el cigarrillo es un producto que no trae ningún beneficio para la salud.  Por el contrario, su consumo trae serias consecuencias al organismo, principalmente al pulmón y a las vías respiratorias.
Años atrás, en una conferencia sobre el tabaco en Santa Ana, CA, el Dr. Victor DeNoble, científico que trabajó para la transnacional la Philip Morris y hoy es uno de sus grandes detractores, decía que el cigarrillo es como un interruptor de luz.  Cuando una persona empieza a fumar lo hace con la certeza de que puede dejar ese hábito el momento que considera apropiado.
Sin embargo, a medida que la persona fuma más cigarrillos, su capacidad de dejarlo es menos probable.  Es como si una persona estuviera prendiendo y apagando el foco de una habitación a través de la manipulación de un interruptor.  Entonces sucede que el interruptor deja de funcionar y la luz del foco se convierte en una constante.  En otras palabras y en referencia al tabaco, los químicos adictivos del cigarrillo se apoderan del organismo y la voluntad de la persona que fuma no es suficiente para abandonar el vicio.
De acuerdo a un reportaje reciente del Cirujano General, diversas instancias gubernamentales y privadas gastan alrededor de 132 mil millones tratando y curando a enfermos relacionados con el abuso del cigarrillo.
Así, la decisión de no vender cigarrillos es un paso destacable de CVS Pharmacy.  Su presidenta, Helena Foulkes, dijo: “Una parte importante de nuestro negocio es el trabajo que hacemos para nuestros clientes…”.  Como el nivel de fumadores está en declive, su venta tal vez ya no es tan redituable como antes.
Sin embargo, la industria tabacalera está haciendo todo lo posible –utilizando grandes sumas de dineros— en contagiar con sus productos dañinos a las nuevas generaciones del país.  Debido a que la comunidad latina se está convirtiendo en una población nutrida, los ejecutivos de las tres industrias más grandes del tabaco, Philip Morris, R.J. Reynolds y Lorillard, buscan afanosamente convertir a los niños y jóvenes latinos en sus nuevas presas para que sigan fumando y envenenándose con sus productos nocivos.
CVS Pharmacy dio un gran ejemplo de solidaridad con toda la población norteamericana.  Esperemos que las otras tiendas y supermercados sigan su mismo camino.  Two thumbs up para CVS.

Humberto Caspa, Ph.D., es profesor e investigador de Economics On The Move.          E-mail: hcletters@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *