Home Por la Espiral Reforma energética: promoción en España
Por la Espiral - January 31, 2014

Reforma energética: promoción en España

Con toda honestidad, como académica, puedo aseverar que la exposición de Salazar Díez de Sollano, fue con matrícula de honor, dado que explicó casi “con peras y manzanas” qué sucedió con el sector energético en México con la expropiación decretada por el presidente Lázaro Cárdenas del Río en 1938, su evolución con el tiempo y los cambios estructurales que sufrirá el sector y toda la cadena de valor una vez aprobada la reforma energética en 2013.
En medio de un público ávido de información, el comisionado expresó que se trata de una reforma valiente que representa una oportunidad de negocio, al tiempo que aseveró México está interesado en detonar todo lo relacionado con las energías limpias y renovables de las que precisamente España es líder.
La disertación de Salazar Díez de Sollano fue sincera desde el momento mismo de aceptar que la reforma del presidente Peña Nieto no es novedosa si se le compara con la de otros países, pero sí inédita para el caso de la economía mexicana.
Desde mi punto de vista se trata de un híbrido entre el modelo brasileño y el español y fundamentalmente la intención es darle competitividad al sector y favorecer que tanto industrias, empresas y hogares puedan beneficiarse de una reducción de tarifas gracias a la competencia.
No obstante, va para largo, dado que los primeros indicios de la reforma se verán reflejados a partir de los próximos años porque existe un calendario de licitaciones, subastas y participaciones.
Díez de Sollano fue tajante al aclarar que estas reformas llevaban varios años, más bien sexenios, en intentar ser aprobadas y ponerse a la práctica. Quizá de allí la necesidad de capital e inversión en Pemex superior a los 30 mil millones de dólares anuales para su modernización.
A través de una serie de gráficos quedó totalmente entendible el por qué  la reforma energética, primordialmente después de observar la caída en la producción de Pemex, incremento de la demanda y hasta el aumento en la importación de gasolinas producidas en Estados Unidos; así como el desabasto en  la producción de gas natural que ha encarecido el precio interno para cubrir la demanda.
El funcionario aseveró que Pemex cuenta con reservas totales por 33 mil millones de barriles de petróleo y con recursos prospectivos por más de 100 mil millones de toneles.
A COLACIÓN
Quizá lo que más llamó la atención entre los asistentes al foro es la vulnerabilidad de México en el renglón eléctrico, la combinación del subsidio del gobierno, el elevado costo de producción y el riesgo en la viabilidad futura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)
Que  un país en pleno siglo XXI, todavía una serie de hogares, casi el 33% dependan de la leña no hace más que revelar a ese México de dos rostros: los pudientes y los que nada tienen.
Se trata de hogares sin electricidad, familias que dependen de la leña para calentarse y hacer la comida.
Todos lo escuchamos nadie se atrevió a preguntar su complicidad vinculante con la pobreza que termina excluyendo a quien la padece de los beneficios del desarrollo, en materia cualitativa y del crecimiento, en el rubro cuantitativo.
Por eso es que la reforma energética representa un hito importante para el país, una sacudida estructural, una metamorfosis, además en el organigrama también en el modelo de operación.
Por ejemplo, Pemex pasará de empresa paraestatal,  luego desconcentrada a empresa productiva; lo mismo acontece con la CFE, que también obtiene dicha categoría.
Adicionalmente se crean dos organismos desconcentrados como Cenagas y Cenace y un fideicomiso que será administrado en el Banco de México para el tema de las ganancias y las participaciones de éstas en el desarrollo del país.
Salazar Díez de Sollano invitó a los empresarios y asistentes españoles a estar atentos al calendario de participación y licitaciones que presentarán  el gobierno mexicano.
No cabe duda que vendrán dos años bastante intensos, la meta es que después de 2015 pueda estar en prácticas el nuevo modelo energético de México y que el PIB se beneficie entre dos a tres puntos porcentuales en su crecimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *