Home Toros y Deportes ¡Viva Aguascalientes!: Joselito Adame da cátedra de buen torear saliendo clamorosamente en hombros, por la puerta de “El Encierro”
Toros y Deportes - December 2, 2013

¡Viva Aguascalientes!: Joselito Adame da cátedra de buen torear saliendo clamorosamente en hombros, por la puerta de “El Encierro”

De tal suerte que, ante una gran entrada, casi tres cuartos, y en una tarde de espléndido clima, con cielo despejado y fresco sabroso, se lidiaron seis toros muy bien presentados del encaste español, vía Atanasio Fernández, de la dehesa queretana de Barralva, sobresaliendo los corridos en primero, que fue enrasado y el sexto, que fue noble y bravo. Los demás, dejaron que desear pues evidenciaron sosería. Y un astado para rejones, que abrió la función, de la divisa hidalguense de Fernando de la Mora, que dio de regular a buen juego.

En el astado que abrió la función, la rejoneadora defeña MÓNICA SERRANO montando de inicio a “Irun”, clavó el primer rejón de castigo al segundo intento, el segundo mejor a la grupa, para después sobre “Madroño” colocar una banderilla de frente y cambiarle el viaje, falló en una segunda y manejando a “Artista” volvió a fallar en otra, acertando en las dos siguientes al estribo y arriba de “Arzac”, terminó al cuarto viaje de estocada, pero el toro no dobló, por lo que el sobresaliente Valente Alanís, terminó de descabello, pinchazo y estocada honda. Aquí lo que hay que asentar es la anodina actuación de la caballista pues hizo muchas pausas y largas. Terminó escuchando dos avisos y pitos del público.

En la lidia a pie, en el primer toro que le tocó en suerte, el espada aguascalentense JOSELITO ADAME, de nombre “Curioso”, de entrada lo lanceó bien al hilo de las tablas, para después bregar y terminar templando por mandiles y realizar un estupendo quite por chicuelinas en el centro del ruedo. Una grata sorpresa resultó que en el segundo tercio, se tuviera que destocar el subalterno aguascalentense Héctor Rojas, después de dos estupendos pares de banderillas. Con la muleta, ha realizado una faena vibrante, torera, templada y con mucha determinación, sobre todo por el pitón derecho, en series de mucha verdad y evidente actitud. Vino un descuido para ser cogido de manera aparatosa en un muslo y por el vientre, aparentemente no pasó a mayores pues continuó en la lidia con su misma actitud inquebrantable y de pasta de figura del toreo, abrochó la faena con ceñidas manoletinas y después volcarse sobre el morrillo para dejar certera estocada que le valió la concesión de dos orejas entre merecidos gritos de ¡torero, torero!, dando la vuelta al ruedo envuelto en una bandera mexicana y acompañado por las notas musicales de “Pelea de gallos”, escuchándose el grito de ¡Viva Aguascalientes!

A su segundo, le paró con bravura va la verónica y mejor se vio en un quite por navarras. Con la sarga, inició con cuatro ayudados por alto, el desdén y uno de trincherilla. El toro que era soso y con peligro sordo, no fue óbice para que Joselito estuviera valiente en series de derechazos aguantando. Por el izquierdo se le quedaba corto y aún así le aguantó igual. Siguió por derechazos con empeño para terminar realizando labor de aliño que le supo reconocer el público. Terminó de pinchazo, otro hondo y descabello para escuchar aplausos.

En su primer astado, el también diestro aquicalidense ARTURO SALDÍVAR lanceó bien a la verónica y se mostró voluntarioso en un quite por chucuelinas. Con la muleta comenzó doblándose para después dar derechazos y naturales con mucha voluntad y con ganas, pero de manera intermitente, sobresaliendo sus momentos con la diestra cuando le tomaba la distancia, a pesar de que el astado acabó soseando, por lo que le pisó los terrenos para sacarle uno a uno pases de mucho mérito, incluyendo un cambiado por la espalda y toreo en redondo, cerró con temerarias bernadinas y malogró todo de pinchazo y estocada, para ser llamado a saludar desde el tercio.

Al segundo de su lote, nada le hizo con el capote y con la franela, situado en los medios y citando de largo, empezó la faena con un pase de pecho por la espalda, un cambiado, el de pecho, un derechazo y otro de pecho, todo ello como prólogo de una labor plena de decisión, por ambos pitones, destacando lo que hizo por el lado derecho a un toro soso, rebrincón y rajado. No acertó con el estoque y fue despedido en silencio.

Al primer ejemplar que le tocó lidiar, el matador guanajuatense DIEGO SILVETI, lo  recibió cerrado en tablas con dos parones y después lancear estéticamente a píes juntos y continuar con un quite en los medios por gaoneras, echándose el capote a la espalda. Tras el segundo tercio y por dos brillantes pares de banderillas, se desmonteró el subalterno defeño Christian Sánchez. A la muleta, el barralveño llegó con poca fuerza y evidenciando sosería, por lo que el torero, levemente llegó a esbozar de inicio lo que pudieron ser dos series derechistas, mejor suerte tuvo por el lado natural, aunque insistió en seguir por el pitón derecho, sin obtener los resultados esperados, falló con la espada y terminó obteniendo silencio tras un aviso.

Y en el que cerró el festejo, de nombre “Farolero”, un estupendo, noble y bravo ejemplar de Barralva, con el capote lo bregó con atingencia y con la muleta, sin mediar preparación alguna, sabiendo el toro que tenía por delante, se dio a torear con evidente regusto por templados y largos derechazos, rematados con el desdén, en tanto que por naturales, largó pañosa de aquí hasta allá, de impecable toreo al más puro estilo silvetista. Al buen castaño, rebarbo y ojo de perdiz, le dio su tiempo y lo supo esperar para seguir dando derechazos con parsimonia, elegancia y estética, ligado todo con un trincheranzo abelmontado, más derechazos, un cambiado por la espalda y el desdén, pleno de emotividad, siguieron los derechazos rematados con el pase del desprecio, para rematar en la faena con una serie de bernadinas y joselillinas, bravas y de una altura inmensa. La faena estaba cuajada, pero por desgracia pinchó, lavó el error con una serie de naturales cadenciosos y al volver a tirarse a matar, nuevamente pinchó y dejó una estocada honda, perdiendo inclusive hasta los máximos trofeos, quedando todo en una fuerte ovación con algunos pitos incomprensibles y al toro se le dio un merecido arrastre lento.

Al final de cuentas, en una tarde tan importante para el toreo mexicano, el que se llevó el gato al agua fue Joselito “El Grande”, el de Aguascalientes, saliendo clamorosamente en hombros, por la puerta de “El Encierro”. ¡Viva Aguascalientes!

FICHA: México, Distrito Federal. Séptima corrida de la Temporada Grande Internacional 2013-2014. Monumental Plaza México. Entrada: tres cuartos. Toros de Barralva, siendo dos buenos el primero y sexto, con arrastre lento a éste último, lo demás resultó soso. Y uno para rejones de Fernando de la Mora, de regular a bueno. Mónica Serrano: protestas tras dos avisos. Joselito Adame: dos orejas y palmas. Arturo Saldívar: al tercio y silencio. Diego Silveti: silencio tras un aviso y ovación.

Fuente: (suertematador.com)

Fotos: Casa Toreros

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *