Home Toros y Deportes Histórica tarde mexicana con un Joselito Adame portentoso y “El Payo” que no se deja ganar la pelea; salen en hombros de “La México”
Toros y Deportes - November 11, 2013

Histórica tarde mexicana con un Joselito Adame portentoso y “El Payo” que no se deja ganar la pelea; salen en hombros de “La México”

Se lidiaron siete toros de la dehesa de Fernando de la Mora, uno de ellos de obsequio, siendo tres buenos, el segundo, el tercero y el de regalo que merecieron el honor del arrastre lento. Los demás presentaron complicaciones. Y un ejemplar para rejones de D’ Guadiana, que resultó difícil.

El rejoneador defeño EMILIANO GAMERO, con el astado de D’ Guadiana, pasó algunos apuros para clavar los dos únicos rejones de castigo debido a la falta de respuesta del burel. Sobre “Volcán” toreó de costado templadamente para luego colocar una banderilla a una mano. Después arriba de “Casanova” volvió a templar de costado, incluido un giro en la cara pero falló al intentar clavar otro palo y más tarde acertar en tras garapullos más, así como hacer gala del manejo de sus jacas. Luego encima de “Buendía” tuvo su mejor momento al dejar una banderilla al cambio en una labor de mucho mérito por las dificultades que le presentó el astado, que fue muy parado para el rejoneo. Y montando a “Chicuela” colocó dos rehiletes cortos y mató de estocada trasera y tendida. Echó pie a tierra sólo para meterle la muleta a los belfos y ver como doblaba para escuchar palmas.

A pie, el diestro madrileño JULIÁN LÓPEZ “EL JULI” en su primer astado lanceó a la verónica talentosamente en corto por ambos lados y a pies juntos sujetando la embestida y a la vez llevarlo muy templado para después quitar ceñidamente por chicuelinas. Con la muleta empezó doblándose y a pesar de la sosería del toro le logró dar series meritorias por el lado derecho, en tanto que por el izquierdo la historia fue la misma. De nuevo por el pitón diestro consintió al bobalicón hasta sacarle series lucidas poniendo como carnada su cuerpo. Vino un descuido en el que resultó tropezado el torero, éste se paró y continuó de manera solvente y torera en la cara del astado. Terminó de pinchazo y media estocada perpendicular, además de descabello para recibir una fuerte ovación en el tercio.

En su segundo veroniqueó con asentamiento y buen manejo de brazos, además de quitar empeñosa y toreramente por chicuelinas y verónicas. Con la sarga comenzó doblándose y después se dio a enseñarle la vereda por la que tenía que embestir hasta que a pesar del viento inclusive le cuajó una faena de mucha conciencia y talento torero pero igualmente lo incierto del astado no le ayudaba mucho. Sin embargo se impuso el esfuerzo y la sapiencia torera de Julián en un quehacer entregado, principalmente por el lado derecho. Le dibujó poderosamente el toreo en redondo al soso burel, además de pisarle los terrenos. Acabó de pinchazo hondo y tres golpes de descabello para ser despedido entre aplausos.

El matador aguascalentense JOSELITO ADAME en el primer ejemplar que le tocó en suerte, de nombre “Nieves”, realizó de inició una larga cambiada de rodillas cerrado en tablas para luego de pie veroniquear con temple y clase a pies juntos y al final quitar estéticamente por verónicas abriendo el compás. Su quehacer de muleta la prologó con estatuarios pases vaciando por alto sin enmendar el terreno y un soberbio desdén. Siguió yendo de menos a más en series derechistas, templando y mandando, en tanto que por el espacio siniestro trazó tandas de indudable calidad, engarzando todos y cada uno de ellos con carácter y una actitud determinante. Vino luego un trincherazo en corto para ligar una brillante, despaciosa y cadenciosa serie por el lado derecho que hizo reaccionar al público, continuada de otra más de forma excelente, ambas rematadas con bellos pases desdeñosos. Naturales de verticalidad y estética evidentes en un palmo de terreno para optar por matar recibiendo de manera efectiva y rotunda que le valieron el corte de las orejas justamente, dando la vuelta al ruedo teniendo como fondo musical las notas de “Pelea de Gallos”, escuchándose el famoso grito de ¡Viva Aguascalientes! Antes, ya se le había dado arrastre lento al noble astado de Fernando de la Mora.

A su segundo, habiéndose resentido de la lesión en el tobillo izquierdo, echó para adelante con profesionalismo y pundonor para recibirlo con una larga cambiada de hinojos en la zona de tablas para de pie veroniquear con voluntad y quitó valerosamente por chicuelinas. Con la franela , sentado en el estribo pegó cuatro pases por alto y de pie remató con el desdén en un alarde torerísimo. A continuación una vitolina caminándole para ligarle derechazos fulgurantes, de enorme clase. Por naturales largó tela con valentía y aguantando de verdad para seguirle toreando con la mano diestra a un ejemplar que ya se quedaba corto y al que le pisó terrenos comprometidos entre el contento general del público. La faena fue larga y de mucho valor, la que concluyó por manoletinas más que ajustadas. Mató de soberbia estocada para serle otorgadas otras dos orejas, redondeando así una gran tarde y con la que la Monumental Plaza México lo ha adoptado como su torero ante la total entrega del público, elevándolo al sitio de figura del toreo.

El espada queretano OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” en el primer astado de su lote, llamado “Fina Estampa”, se limitó a bregar con atingencia y su labor de muleta, previo brindis al matador de toros retirado Jorge Gutiérrez, figura del toreo y consentido de la Monumental Plaza México, la inició por alto en tablas para después doblarse y largar más adelante estupendas series con la mano derecha, plenas de templanza y dimensión, intercalando cambiados por la espalda, cambios de perfil por la espalda sin enmendar el terreno para ligar naturales y los de pecho. Más derechazos largos y bien trazados, naturales corriendo la mano con autoridad. Le dio continuidad a su inspiración por el pitón derecho, haciéndolo con arte y categoría. Vino el toreo en redondo, se le cayó la faena, por lo que aprovechó para, ante algunas protestas, matar de estocada desprendida y algo trasera, siéndole otorgada una oreja y al toro se le premió con el arrastre lento.

A su segundo, nada fácil y muy soso, de nuevo únicamente lo bregó con el capote y su labor de muleta, tras comenzarla doblándose, fue a base de voluntad pues le logró sacar algunos momentos destacables por el lado derecho, lado por el que fundamentó su trasteo pues por el izquierdo muy poco pudo lograr. El viento lo molestó y a pesar de su evidente porfiar ya no alcanzó a calar en el ánimo del público, no obstante que tuvo el detalle de ligar en un palmo de terreno dos cambiados por la espalda en corto, rematando con los de pecho. Sin duda fue más que evidente el pundonor del torero. Falló con la espada para recibir palmas de aliento.

Y en el octavo de regalo, “Fuego Viejo”, un reserva de la misma casa ganadera titular, nada hizo con el capote pero la historia cambio cuando con la muleta realizó una tersa faena por ambos lados, con temple y buena exposición, todo salpicado con pases de trinchera, el desdén, los cambiados por la espalda y los forzados de pecho. Hizo de manera lucida el toreo en redondo materializado con la dosantina, además de meterse en la cuna de los pitones para ligar muletazos valientes y toreros en un palmo de terreno. Bernadinas y joselillinas para terminar, dejando una estocada casi entera y hacerse de dos apéndices y al toro tocarle un arrastre lento benévolo.

Al final, tras un largo festejo de tres horas y cincuenta minutos, tanto Joselito Adame como Octavio García “El Payo” fueron paseados en hombros y así ser sacados por la puerta de El Encierro.

FICHA: Monumental Plaza México. Tercera corrida de la Temporada Grande Internacional 2013-2014, con duración de 3 horas y 50 minutos. Entrada: Tres cuartos. Siete toros de Fernando de la Mora, uno de ellos de regalo, siendo buenos el segundo, el tercero y el de obsequio, que merecieron el arrastre lento. Los demás resultaron complicados. Y un ejemplar para rejones de D’ Guadiana, difícil. El rejoneador Emiliano Gamero: Palmas. A pie, Julián López “El Juli”: Al tercio y palmas. Joselito Adame: Dos orejas y dos orejas, con salida en hombros. Octavio García “El Payo”: Una oreja, palmas y dos orejas en el de regalo, con salida en hombros.

Fuente:  (suertematador.com)

 

Foto: Emilio Méndez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *