Home Espectáculos Con “Noche de Gala” se honrará a todos los que se atrevieron a soñar que era posible tener una Compañía Nacional de Danza: Laura Morelos
Espectáculos - November 8, 2013

Con “Noche de Gala” se honrará a todos los que se atrevieron a soñar que era posible tener una Compañía Nacional de Danza: Laura Morelos

 

“Con esta celebración queremos honrar a todas las personas que se atrevieron a soñar que era posible tener una Compañía Nacional de Danza, y a todos aquellos que pusieron un granito de arena con amor, trabajo, creatividad y apoyo para lograr que el día de hoy seamos una compañía con 70 bailarines y ocho maestros, un regisseur y la directora. Estamos conscientes que cosechamos lo que otros sembraron y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para dejar una buena cosecha a futuro”, destacó en conferencia de prensa la directora de la CND, Laura Morelos.

La Noche de gala estará dividida en dos actos. El primero estará conformado por los estrenos de “Pájaro de fuego” de Maurice Béjart, “Mona Lisa” de Itzik Galili y “Allemande” de Joshua Beamish, mientras que en el segundo integrará fragmentos de “El lago de los cisnes”, “La Esmeralda”, “La bella durmiente”, “El cascanueces”, “La bayadera”, “Vivaldi para trece bailarines”, “Baile de graduación”, “Don Quijote” y “Raymonda”. Además, se ofrecerá una semblanza de la Compañía, como homenaje a todos los que han pertenecido a la agrupación mexicana en este medio siglo.

“Soñé, desde que era bailarina, con tener una pieza de Maurice Béjart, y este sueño se cristaliza ahora con Pájaro de fuego, con música de Stravinski, lo cual no fue fácil de conseguir; además del estreno de Itzik Galili, una pieza muy dinámica en puntas, con un movimiento muy fuerte, y de Allemande de Josua Beamish, un coreógrafo que a sus 26 años ha ganado muchos premios y ha coreografiado en Asia y en África. Pensé que sería muy enriquecedor para los bailarines tener una pieza de él”.

Para Morelos, contar con piezas de danza contemporánea enriquece el trabajo de los ballets clásicos y viceversa. “Años atrás, la danza clásica estaba dividida de la contemporánea, y al cabo del tiempo se han ido uniendo. A partir del próximo año tendremos un concurso anual de coreografía interna de danza contemporánea para que en el futuro tengamos coreógrafos internos con un lenguaje más actual”.

Destacó que en el presente año, la CND ha roto récords con la realización de 105 funciones en foros como el Palacio de Bellas Artes, el Auditorio Nacional, el Bosque de Chapultepec y los festivales Internacional Cervantino, de Alburquerque y de Miami, así como en diferentes espacios del Distrito Federal y del interior de la República.

Al referirse a Pájaro de fuego, la maestra Tihui Gutiérrez destacó que Bejárt es uno de los coreógrafos más importantes del siglo XX y que esta obra, junto con La consagración de la primavera, es una de sus piezas más emblemáticas. “Es muy raro que una compañía que no sea la de Béjart tenga coreografías de él. Es la adquisición número 50 de la compañía y es un privilegio haber contado para ello con el repositor Julio Arozarena, bailarín de Maurice Béjart”.

Calificó como un gran reto llevar a escena Pájaro de fuego y darle al público este gran regalo: “El estilo de Béjart es único y bastante demandante. Ha sido mucho tiempo el que hemos trabajado con esta coreografía, que requiere de un estilo e interpretación muy especiales y de una resistencia física muy grande”.

La maestra Natasha Lagunas, ensayadora de la obra de Galili, dijo que se trata de una experiencia muy profunda para la CND contar con una variedad de coreografías en donde el lenguaje es totalmente distinto. “Esta pieza requiere de una pareja de bailarines muy fuerte, con gran expresión corporal y carácter.

La música tiene ritmos que se contraponen en un ambiente muy íntimo y creo que con este dueto estaremos en la vanguardia absoluta de la danza neoclásica”.

Sobre la obra “Allemande”, el maestro Carlos Carrillo resaltó que requiere de un movimiento muy complejo y permite que los bailarines amplíen su vocabulario. Para el maestro Carlos López, las compañías de corte clásico son las que han rescatado las obras maestras de las compañías contemporáneas: “Es algo paradójico. No solamente la CND, sino muchas compañías americanas y europeas son las que recuperan las obras maestras de los coreógrafos contemporáneos, porque el bailarín de danza clásica es muy versátil”.

Cabe destacar que, posterior a la Noche de gala que ofrecerá la CND, las actividades por su 50 aniversario continuarán con una gira a Mazatlán y Cancún, para concluir con una temporada en el Auditorio Nacional, con “El cascanueces”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *