Home Por la Espiral Estado de Derecho vs. Clonaciones y fraudes
Por la Espiral - November 5, 2013

Estado de Derecho vs. Clonaciones y fraudes

En su actividad diaria, el ombudsman financiero reporta que de cada diez quejas recibidas tres son por cargos indebidos o depósitos no reconocidos en tarjetas de crédito o débito.
“De acuerdo al análisis de los expedientes que tenemos en esta comisión, 57% de los cargos indebidos son por robo o extravío de las tarjetas, 7% fraudes vía Internet y 36% por clonación”.
Preste mucha atención amigo lector si usted es de los que acostumbran cargar todos los días con la tarjeta de débito y dejar todo el dinero de su nómina: “El 55% de los fraudes con tarjeta se cometen en bares y restaurantes, 25% en tiendas comerciales o departamentales y el resto en hoteles y centros turísticos”.
Es muy importante que no pierda nunca de vista su o sus tarjetas de débito o crédito, cuando se trate de efectuar algún pago. No hay pretexto alguno, ni siquiera el hecho de acudir a un restaurante, si no hay forma de acercarle una terminal para efectuar el pago directamente en su mesa, lo mejor es acudir hasta la caja para pagar directamente.
Créame, ni clonaciones, fraudes, robos o inclusive falsificación de billetes han reducido en México.
Lo único que nos queda es ser más  precavidos con nuestra información financiera personal, las operaciones cotidianas y por supuesto, denunciar a las autoridades correspondientes.
No son tiempos fáciles en México y en la medida que crece la incertidumbre acerca de un Estado de Derecho en el país, cada vez más malhechores se apoderan no sólo de las calles del país y de sus vías de comunicación; también coadyuva a que prolifere la industria de la delincuencia y criminalidad en el país.
A COLACIÓN
La clonación es un método de escaneo de los códigos de identificación de las bandas magnéticas localizadas en el reverso de la tarjeta de crédito o débito y sirven para las autorizaciones en línea de todos los consumos de bienes y servicios del usuario mediante una Terminal Punto de Venta (TPV).
Para hacerlo se utiliza un aparato del tamaño de un beeper llamado skimmer, que permite obtener información con sólo deslizar la tarjeta, que luego los falsificadores copian a otro plástico en blanco para hacer compras suplantando al usuario y a la tarjeta original.
Uno de estos casos llega a POR LA ESPIRAL, lo escribe una persona afectada por varios retiros en su tarjeta de débito nómina HSBC: “En mi tarjeta hubo dos retiros de 2 mil pesos y fueron realizados el día 27 de noviembre de 2012, lo reporté el 29 de noviembre y me dieron dos números de folio para aclaración por esos dos retiros no reconocidos, ese mismo día me depositaron mi quincena. Corroboré mi saldo en un cajero y todo estaba bien lo que me hizo pensar que el malentendido se resolvería, así que retiré mil pesos, por la tarde comenté con un amigo lo que me había pasado y me dijo que talvez me habían clonado mi tarjeta, recomendándome retirar toda la quincena y cancelar la tarjeta”.
“El día 30 de noviembre, a primera hora, fui al banco para retirar todo lo que tenia (5 mil pesos) y cual fue mi sorpresa que tenía un saldo de menos 350 pesos por lo que nuevamente reporté esos retiros no reconocidos (uno de 2 mil y otro de 3 mil pesos realizados el 29 por la noche y 30 en la madrugada) y nuevamente me volvieron a dar otros números de folio para aclaraciones, además que cancelé la tarjeta en ese momento”.
A la preocupación e impotencia del lector se une que el banco HSBC le informó que realizará una investigación con cargo a su cuenta por cada una de las disposiciones. Si llegan a comprobarse los retiros indebidos, él como cliente, deberá pagar 350 pesos por cada reporte investigado.
HSBC revisará las cámaras de seguridad en los cajeros en los horarios en los que fueron hechas las sustracciones.
La persona defraudada señala que “sí me clonaron la tarjeta ya que la última vez no pudieron imprimir un estado de cuenta porque tenía saldo deudor, la ejecutiva me comentó que tenía muchas consultas de saldos en cajeros RED (los cuales yo nunca ocupo ya que sólo utilizo cajeros HSBC), lo que me queda claro es que estuvieron checando la cuenta para vaciarla”.
Empero, como este caso, proliferan otros muchos más todos los días y no son los bancos los únicos que pierden también todos los que somos sus clientes y usuarios dado que todos esos “huecos” provocados en la contabilidad de las instituciones de crédito a causa de fraudes y falsificaciones son cargos  trasladados a todos los clientes cumplidos y usuarios mediante el costo de los servicios financieros y sus comisiones.
PD. *Economista y presidente de Consultores en Economía y Educación Financiera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *