Home Festivales y Ferias Las mejores bandas de viento de Puebla, Hidalgo y Veracruz hacen retumbar con su música el Festival de la Huasteca en Xicotepec
Festivales y Ferias - September 2, 2013

Las mejores bandas de viento de Puebla, Hidalgo y Veracruz hacen retumbar con su música el Festival de la Huasteca en Xicotepec

 

“La Guadalupana” de Huazalinguillo, tiene tres años y medio de haberse formado en Huautla, Hidalgo; en este grupo participan desde niños hasta ancianos, interpretan música original de la Huasteca.

“Nosotros la estamos levantando (la música), ya que aunque hay bandas que tienen más de 30 años de existir, la gente cambia y prefiere nuevos ritmos. Ahora los nietos tocan de otra forma y le dan otro sonido a la forma en que antes se tocaba”, afirma Feliciano Hernández, quien ha dedicado gran parte de sus más de 60 años a tocar.

Por su parte, Tomás Hilario Cruz, de la “Consentida Peña Blanca” de Ahuaxintitla, perteneciente al municipio de Xicotepec de Juárez, Puebla, comenta que su banda tiene cuatro años y la integran 12 jóvenes que han aprendido a tocar los instrumentos tradicionales.

Marcos Hilario, el maestro del grupo, señaló que los jóvenes aprenden fácilmente y se vieron en la necesidad de inculcar en las nuevas generaciones la música tradicional de sones y huapangos, para que no se pierda.

El grupo “Tierra de Encanto” de Naupan, Puebla, se presentó con dos integrantes menos, los que se dedican a la voz, pero quienes tocan los clarinetes, trombones, tuba, trompetas, saxores, timbales y congas estuvieron amenizando con su música a quienes se pararon a bailar.

Hay que rescatar la música para banda, ahora ocupamos la escrita para violín, dijeron los integrantes de la banda, quienes añaden que la idea de los jóvenes es renovar la música y no olvidar lo que se tiene como tradición.

Somos puros chavos que van a la secundaria y a la prepa, dicen los integrantes de “Banda Corazoncitos”, de Benito Juárez, Veracruz, quienes dicen que la música de banda es común en las fiestas, sobre todo en la de la cosecha de los elotes.

Nosotros estudiamos empíricamente, no fuimos a ninguna escuela, es la tradición y enseñanza que traemos de nuestros padres. Sus melodías principales son El canario y El elotito, la primera se toca en las bodas y la segunda durante la cosecha.

Por su parte Juan Gregorio Regino, director de Desarrollo Intercultural de la Dirección General de Culturas Populares  del CONACULTA, señaló que para los organizadores del Festival y autoridades culturales, es un estímulo ver la respuesta, entusiasmo y propuestas de los jóvenes, eso le da sentido a nuestro quehacer y nos da ánimo para continuar.

Los jóvenes, dijo, son herederos directos de una tradición ancestral, y ahora están mostrando la parte festiva, pero también han heredado la función ritual que tiene la música. A su vez están comprometidos a contemporizar lo heredado, lo que les significa innovar, abrirlos a otros espacios y a su vez convertirse en transmisores a las siguientes generaciones, si  logramos esta cadena vamos a preservar la tradición.

Otra de las ventajas que encuentra el maestro Juan Gregorio Regino en que los jóvenes se involucren con la música, es que fortalecen su identidad y se arraigan en su comunidad, tradiciones y cultura; lo cual no significa que lo externo no sea valioso o deban rechazarlo, pero les da la posibilidad de generar nuevas propuestas a través de lo local.

Fuente: (CONECULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *